El 24 de agosto, Carlos Jesús Arias, titular de la Unidad Estatal de Protección Civil, descubrió unas bombas que trasvasaban contaminantes hacia el río Bacanuchi. Foto: Quetzalli González

Detectan otro derrame intencional en Sonora

El gobierno de Guillermo Padrés Elías anuncia rompimiento con Grupo México

HERMOSILLO.-
El gobierno estatal rompió relaciones con Grupo México, tras descubrir un nuevo derrame de químicos tóxicos, “de manera criminal e intencional”, hacia un afluente del río Sonora, por lo que advierte que clausurarán la operación de Buenavista del Cobre, mediante el uso de la fuerza pública.En conferencia de prensa, Carlos Jesús Arias, titular de la Unidad Estatal de Protección Civil, detalló que el 24 de agosto sobrevoló la zona afectada por el mayor desastre ecológico en la historia de la minería nacional, y al llegar al sitio donde construyeron un bordo para contener el primer derrame descubrió unas bombas que trasvasaban contaminantes hacia el río Bacanuchi.Grupo México no actúa para detener la contaminación o para remediar lo que provocaron. El 24 de agosto hice inspecciones visuales aéreas, iba a hacer mi trabajo en la zona, y de paso a la mina resulta que, aquel domingo, ellos jamás pensaron que íbamos a ir, cuando veo que en el represo que ordenamos que construyeran para contener los contaminantes para que no siguieran fluyendo al río, veo que la mina tiene una motobomba instalada en el represo, ahí se ve la manguera descargando hacia el arroyo, ellos han alegado que no estaban haciéndolo, pero ésta es una medida criminal e intencional”, afirmó.

Carlos Arias confirmó que el mandatario Guillermo Padrés Elías lo instruyó para hacer la denuncia pública y administrativa ante las autoridades federales, “informamos de esto a Conagua, Semarnat y Profepa para que investiguen, porque una cosa es un accidente y aquí parece intencional; por eso, el gobernador me autoriza para informar que el gobierno del estado rompe totalmente cualquier relación con la minera de Cananea, así que a la otra voy entrar con la fuerza pública para garantizar que apliquen las medidas ordenadas por Protección Civil”, agregó.

Fue el 6 de agosto cuando la falla de un represo utilizado en la operación de la mina Buenavista del Cobre derramó 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico al río Sonora, caudal que abastecía a más de 25 mil habitantes, de siete municipios, de agua para consumo humano y actividades productivas, quienes llevan 45 días batallando por la falta de suministro del líquido.

El titular de Protección Civil afirmó que estos derrames intencionales de químicos tóxicos son la causa de que todas las muestras de agua del río Sonora continúen dando positivo a la presencia de metales pesados por encima de la norma permitida para consumo humano, como cromo, cadmio, arsénico, bario, níquel, plomo y fierro.

Además, la cantidad de contaminantes derramados al caudal supera por mucho los 40 millones de litros vertidos inicialmente, porque el represo donde la minera utilizó las bombas quedó totalmente seco.

Grupo México está haciendo ampliaciones en Buenavista del Cobre, así que le pedí a la mina que presente su diagnóstico de riesgo, como obliga la ley, antes de comenzar la construcción, y como no lo hicieron me vi obligado a realizar una inspección, por lo que suspendimos las labores de trabajo de esa planta, pero más tardamos en suspender que ellos en seguir trabajando, fuimos de nuevo a constatar legalmente que continuaba la obra y nos negaron el acceso frente a un notario público que atestiguó la falta, así que ahora iremos pero con la fuerza pública a clausurarlos”, advirtió Carlos Arias.

El titular de Protección Civil mostró fotografías del nuevo derrame tóxico y la denuncia presentada ante Profepa que consta en un documento oficial (UEPC/5191/09/2014), con fecha del pasado 4 de septiembre y sello de recibido del Organismo de Cuenca Noroeste de Conagua, dirigido a su delegado César Lagarda Lagarda.

EXCELSIOR

Comentarios

Notas Relacionadas