El papa se ha disntinguido por tomar acciones enérgeticas en temas, como la pederastia, donde sus predecesores habían actuado con tibieza, por no decir complicidad.

INTERÉS PÚBLICO

ADIÓS AL PUERTO SECO:

El rector de la Universidad de Colima, Eduardo Hernández Nava, le dijo adiós al proyecto del puerto seco en Tecomán que, como aquí dijimos tantas veces, nunca tuvo viabilidad industrial o comercial, ni logró obtener la autorización de la SHyCP.

Entrevistado en el marco del 29 aniversario de la fundación de la FEUC, José Eduardo Hernández dijo que si los empresarios que obtuvieron en comodato los terrenos que habían sido usados por la escuelas y centros de investigación para labores agrícolas, no los usan dentro del plazo convenido, el abogado general de la Universidad buscará que el contrato sea rescindido y esos predios volverán a servir a fines académicos.

De entrada, cuando el entonces rector Miguel Aguayo hablaba de las bondades de establecer un puerto seco en Tecomán que fuera una extensión del recinto fiscal del puerto de Manzanillo, y que serviría para que los alumnos de Comercio Exterior hicieran prácticas, hubo voces que advirtieron del absurdo de montar un contenedor (que es mayoritariamente el tipo de carga que opera el puerto de Manzanillo) en un tráiler, para bajarlo 57.9 kilómetros después en el puerto seco, y volverlo a montar en ése u otro transporte para seguir su camino hacia Guadalajara o cualquier otro destino.

Es cierto que hay puertos en el mundo que tienen un radio de operaciones que abarca 100 o 120 kilómetros, pero trasladar ese modelo de recinto ampliado a la costa colimense implicaba entre otras cosas, como bien dijeron los directivos de la agencia de carga disfrazada de asociación civil que pretendía obtener la concesión de la aduana remota en Tecomán, la existencia de una carretera o carriles de la autopista confinados para que los camiones pudieran desplazarse sin necesidad de salir de la zona fiscal.

El puerto seco de Manzanillo estaba destinado a fracasar desde el momento en que se anunció la apertura del Centro Logístico Jalisco (CLJ), ubicado entre Zacoalco y Tlajomulco, Jalisco. Cargar y descargar, para volver a embarcar un contenedor a menos de 60 kilómetros, sólo cobraba sentido cuando la distancia para realizar las maniobras de desconsolidación se extendía a 268 kilómetros, siguiendo la ruta, porque el CLJ se encuentra a sólo 25 kilómetros de la mancha urbana de Guadalajara y, lo más importante, en el cruce de los ejes multimodales que unen a la Ciudad de México con la frontera norte, tanto en su ruta a Nogales, Sonora, y Tijuana, Baja California, como a Nuevo Laredo, Tamaulipas, que son los accesos para una gran cantidad mercancías que provienen de Asia Pacífico, a los centros distribuidores del occidente y del este de los Estados Unidos. Pero no a tan corta distancia como está Tecomán de Manzanillo.

La prueba está en que mientras el proyecto del CLJ avanza conforme a los planes, el puerto seco de Tecomán nunca se realizó. Hace bien el rector Eduardo Hernández en reconocer que resultó una idea fallida y adelantar dos cosas: una, que esos predios no serán parque industrial como han sugerido otros promotores del desarrollo, y, dos, que la Universidad buscará recuperar esos terrenos para fines institucionales.
El problema es que la capa vegetal que se había acumulado con los años, y que fue levantada y vendida como “tierra de hoja” por vivales, ya no se recuperará, ni el rico suelo ni el dinero que se obtuvo por su venta.

CASCOS AZULES MEXICANOS:

De inmediato, el Senado de la República se encargó de recordarnos que cualquier misión expedicionaria de militares mexicanos, aun con fines pacificadores, tendría que ser aprobada por esa cámara del Congreso. Sin embargo, el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto, que resulta de su discurso en la sede de las Naciones Unidas, ya está hecho: México podría enviar tropas a participar en las acciones de los Cascos Azules.

Presentado como un ejército de la paz, para las naciones que han sufrido la intervención militar de los aliados, los Cascos Azules son todo menos una fuerza neutral. De hecho, las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU han sido cuestionadas porque parecen servir a los intereses de Estados Unidos, y no a un equilibrio entre las potencias militares que lo integran, como era el propósito original.

Podremos estar o no de acuerdo con el uso militar de las Naciones Unidas en un contexto del terrorismo atribuido a grupos fundamentalistas y de crímenes contra la humanidad cometidos por dictaduras, pero no cabe duda que el ofrecimiento del gobierno mexicano rompe con una tradición diplomática de no intervención.

Lejos ya de la Doctrina Estrada que pugnaba por el respeto al derecho de autodeterminación de cada país, México parece olvidar por qué durante muchos años peleamos en los foros internacionales para que los gobiernos extranjeros no juzgaran (para bien o para mal) a otros gobiernos o a los cambios en gobiernos de otras naciones, no sólo porque eso implicaría una violación a su soberanía, sino porque de esa manera nuestro país se blindaba contra futuras intervenciones.

LA PRUEBA DEL ÁCIDO:

Uno de los temores que tenían los priistas cuando vieron abrirse el proceso interno con tanta anticipación era que, en los meses que pasaran entre el banderazo de salida y el destape del candidato, los aspirantes a la gubernatura sufrieran ataques destinados a sacarlos de la jugada; ataques que a fin de cuentas causaran daños al Partido.

El reciente periodicazo a nivel nacional contra Rafael Gutiérrez Villalobos parece confirmar esos temores. Hoy muchos militantes del tricolor se preguntan si no fue prematuro dar a conocer la lista de 10 cuadros distinguidos con tanta antelación, puesto que la decisión no será dada a conocer antes de diciembre o enero, un tiempo suficiente para desplegar campañas contra los precandidatos, ya sea por fuego amigo o por cañoneo del enemigo.

A todos aquellos simpatizantes de los otros nueve aspirantes que están celebrando el golpe al secretario de Fomento Económico, debe quedar claro que, mínimo, éste es el tono que tendrá el debate al interior del PRI en adelante. Afirmaciones temerarias como las que se hicieron contra Gutiérrez Villalobos, se pueden hacer en otros escenarios contra cualquiera de sus contendientes. A este paso, el candidato no será el más aceptado ni el más capaz o el de mayor trayectoria, sino aquel que resista, más o menos entero, los ataques de sus correligionarios, aun cuando de esa experiencia salga herido de muerte a enfrentarse con los candidatos de otros partidos en la elección constitucional.

La duda que nos queda es si ésta fue la estrategia del Comité Ejecutivo Nacional: someter a la prueba del ácido a sus 10 aspirantes. A cómo vamos, pronto no va a quedar títere con cabeza. Y, en ese sentido, ¿a quién va a postular el PRI una vez que se diga todo lo que se puede decir, sea falso o cierto, contra los aspirantes a la candidatura del PRI al gobierno de Colima?

EL ANTIPAPA FRANCISCO:

Se ha dicho que uno de los motivos por los cuales Benedicto XVI abdicó al trono de Pedro fue porque sentía que no tenía las fuerzas necesarias para luchar contra los pederastas a los que, como presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, había denunciado (sin éxito) ante Juan Pablo II.

Con sus últimas acciones, el papa Francisco parece darle la razón a esos analistas. Recientemente Jorge Mario Bergoglio decidió remover de su puesto al obispo paraguayo de Ciudad del Este, Ricardo Livieres Plano, quien ha sido acusado -entre otras cosas- de encubrir a un sacerdote imputado por abuso sexual contra menores.

La Santa Sede informó que el pontífice decidió quitar de su puesto a Livieres y nombró administrador apostólico, por “sede vacante” de esa diócesis, a Ricardo Jorge Valenzuela, actual obispo de Villarrica del Espíritu Santo.

El comunicado explicativo atribuyó la “ardua decisión” a “serias razones pastorales”, aunque no detalló cuáles fueron los verdaderos motivos. Estableció que la “sucesión” de Livieres fue determinada “después de un cuidadoso examen de las conclusiones de las visitas apostólicas efectuadas por la Congregación para los Obispos y la Congregación para el Clero, al obispo, la diócesis y los seminarios de Ciudad del Este”.

A Livieres, públicamente, lo han acusado de malversación de fondos, de haber roto la unidad episcopal, de haber ordenado sacerdotes sin la suficiente preparación (acortando su tiempo de formación) y de haber encubierto a Carlos Urrutigoity, presbítero argentino señalado por supuestos abusos sexuales contra menores en Estados Unidos. Y de haber acusado de homosexual a Pastor Cuquejo, arzobispo de Asunción.

Ricardo Livieres Plano salió al paso de estas acusaciones porque muchos de sus defensores son integrantes del Opus Dei que, como en su momento hicieron frente a las denuncias contra su fundador, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, se negaron a aceptar las circunstancias y se empeñaron en denunciar una especie de complot contra él.

La noticia marca una tendencia luego que Francisco hiciera arrestar al ex nuncio apostólico en la República Dominicana, acusado de abusar de chicos ofreciéndoles dinero, el también ex arzobispo polaco Josef Wesolowski, que ya había sido despojado del estado clerical por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Es la primera vez que un personaje de este nivel termina preso dentro del Vaticano en los tiempos modernos. Muchos feligreses ignoraban que el pontificio es un Estado como cualquier otro, dotado de un sistema judicial y, en este caso, un régimen carcelario.

Wesolowski fue arrestado por la Gendarmería vaticana como “consecuencia de la voluntad expresa del Papa para que un caso tan grave y delicado sea afrontado sin retardos, con el justo y necesario rigor”, dijo en declaración firmada el portavoz del Vaticano, el padre jesuita Lombardi.

Queda clara la línea severa del papa argentino para evitar que su ex embajador buscara eludir el castigo amparándose en la inmunidad diplomática o en su condición episcopal. El Promotor de Justicia de la magistratura del Estado vaticano convocó a Wesolowski, que habitaba en un convento y “le notificó las imputaciones del procedimiento penal a su cargo por graves hechos de abuso en daño de menores ocurridos en la República Dominicana”, señaló Lombardi.

Wesolowski recibió una sentencia de primer grado en el juicio canónico que, el 27 de junio último, redujo al estado laico al episcopal polaco de 66 años. Así termina la impunidad de quien ocupó el cargo diplomático en Santo Domingo, entre 2008 y 2013, donde fue denunciado por las madres de dos adolescentes de 13 y 17 años de haberles dado dinero a sus hijos a cambio de sexo, entre otros casos.

La acción canónica y judicial cobra especial relevancia porque el prelado polaco fue ordenado sacerdote en 1972 por el entonces obispo de Cracovia, Karol Wojtyla, luego convertido en el papa Juan Pablo II, hoy santo de la Iglesia Católica, quien lo consagró obispo en 2000.

Francisco está haciendo suya la causa de todos aquellos que, por décadas, denunciaron la impunidad de los sacerdotes pederastas y el encubrimiento de los obispos, uno de los factores por los cuales la Iglesia ha ido perdiendo credibilidad.

Comentarios

Notas Relacionadas