José Gilberto García Nava

Bienvenida la nueva consejera electoral del IEEC

El Derecho siempre habla

José Gilberto García Nava

Por fin, el miércoles 29 de octubre se supo el nombre de la nueva consejera electoral que sustituye a la anterior, a quien el TEPJF resolvió revocar su nombramiento. A la ex consejera no le gustó la medida y ya ha anunciado, en la forma como ella acostumbra, que recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, inconformándose de la sentencia del organismo federal, con el argumento de que no fue escuchada en el procedimiento substanciado, lo que le lesiona sus derechos humanos consagrados en nuestra Constitución y otros instrumentos internacionales. Está en todo su derecho a hacerlo. Estaremos atentos del resultado de dicha impugnación. Solamente adelantamos que, en la especie de que no se acepte la impugnación o la CIDH no resuelva en su favor, la ex consejera volverá a expulsar sapos y culebras argumentando nuevamente que volvieron a lesionar sus derechos humanos. Al tiempo.

La designación confirma que “la mano negra no se raja”, a la manera del chiste popular. El INE ratifica que la equidad de género es materia de otro costal, que sólo rige –y así es efectivamente— para otros menesteres. Sin embargo, la designación de un varón hubiera sido, al menos, un mensaje diferente que hubiera equilibrado la composición plurigénero del órgano. Mucha progesterona a la hora de las decisiones puede acarrear preocupaciones futuras. Pero no hay de otra. Las damas tienen, ahora, una delicada responsabilidad: demostrar que saben hacerlo. Confiemos en que así sea.

La nueva consejera es periodista con experiencia y experta en literatura. Tiene un doctorado en esta última materia. Además, ejerce la docencia en la Facultad de Letras y Comunicación de la UdeC. Es presidenta asimismo de una agrupación periodística denominada Mujeres y Periodismo, A.C (Mupac). Una de sus compañeras periodistas resalta y pondera públicamente en la prensa local su profesionalismo, independencia y responsabilidad en la tarea reporteril, su carácter determinado y sus principios inamovibles, asegurando que esos aspectos los trasladará a su desempeño como consejera electoral. Afirma vehemente que no habrá manera de acallar su voz cuando considere que debe hablar.

Enhorabuena por ella. Felicitaciones por tan excepcionales cualidades. Un cordial y respetuoso saludo a la doctora Verónica González Cárdenas. Me sumo gustoso a esa expectativa de su compañera de gremio, porque igualmente considero que el nuevo consejo general electoral colimense debe tener y demostrar, precisamente, profesionalismo, independencia y responsabilidad. Eso es justamente lo que se requiere de los servidores públicos que integren los organismos electorales. Bravo por ella. Eso era también lo que se esperaba del INE, que escogiera auténticos granos de oro para salvaguardar y garantizar el proceso electoral a cargo de dicho organismo. Así que esos atributos no solamente constituyen la buena intención de una amiga, sino que es una exigencia del mismo Código Electoral, al establecer que los consejeros conduzcan “sus actividades con probidad, honradez e independencia de criterio.” Véase lo dispuesto por la fracción III del artículo 116.

Pero, al mismo tiempo, respetuosamente también es necesario decirle a la nueva consejera, que en el ejercicio de su nueva responsabilidad va a requerir, asimismo, que sepa derecho electoral o por lo menos tenga nociones ciertas de esta materia, porque precisamente, como lo pondera su compañera de gremio, el IEEC –por medio de su consejo general— es un organismo especializado, cuyos miembros deben hacer efectivos, en la realidad electoral, los principios rectores de certeza, imparcialidad, independencia, legalidad, objetividad y máxima publicidad. Bienvenida su experiencia en literatura, docencia y comunicación masiva. Pero va a necesitar, a pasos apresurados, que sepa lo que significa la legalidad en los procesos electorales. Porque los consejeros protestaron al ocupar sus encargos, cumplir y hacer cumplir la ley en general y la ley electoral, que es conforme a la cual se van a desarrollar, resolver y calificar los eventos electorales. Qué bueno que haya reporteros consejeros, consejeros docentes, consejeros expertos en informática y profesionistas consejeros. Pero también que haya consejeros con sentido común, probidad, independencia de criterio, pero también con una clara idea de lo que significa la legalidad de los procesos electorales. Lo que menos podemos pedirle a Verónica y al resto de sus compañeros, es que se pongan a estudiar, aprender y comprender lo que ello significa. No es una tarea menor. Lo van a necesitar. Así lo exige la ley. Y la exigencia de legalidad no se agota con tener asesores que aconsejen a los consejeros, sino que habrá momentos en que los ciudadanos colimenses esperaremos oír lo que auténticamente piensan los consejeros, que conozcamos lo que diga su ronco pecho y cerebro, que expresen lo que de verdad sientan, no solamente que lean lo que sus asesores les entreguen y voten lo que señalen sus guiones.

Demos, pues, por todo lo anterior, la bienvenida sincera y esperanzadora a esta nueva profesionista y capaz colimense. Confiemos en que contribuirá a desarrollar esos principios rectores para bien de la democracia colimense. Confiemos en que se conducirá como debe ser en el consejo, en el Instituto y en su vida pública. Confiemos en que tendrá buena fe, responsabilidad para prepararse y objetividad en su desempeño. Confiemos en que sabrá hacer honor a la confianza que hoy le estamos entregando quienes queremos que Colima sea cada día mejor y más promisorio para todos sus hijos. Enhorabuena, doctora.

 

Mi correo electrónico es gilberto53colima@hotmail.com. ¿Se anima a enviarme un comentario?

Comentarios

Notas Relacionadas