Porteños rindieron culto a sus muertos

*Abarrotados los panteones de la ciudad. Les llevaron flores y ofrendas

César Hernández

Miles de porteños rindieron culto a sus muertos, al asistir puntualmente a los principales panteones de la ciudad, donde llevaron flores, coronas y ofrendas especiales que en vida gustaban los fieles difuntos.

Como siempre, el 1 de noviembre a las 00:00 horas, los dolientes acudieron a los panteones para recibir a las almas de los niños (angelitos), quienes según la tradición reciben permiso para visitar a sus seres queridos. Mientras que a las 00:00 horas del 2 de noviembre, llegan las almas de los adultos.

Para la familia Gutiérrez Chávez, hace diez años se les fue su padre y apenas el año pasado también se fue a descansar su madre, por lo que construyeron una tumba de material, sencilla, pero muy bonita, con símbolos religiosos; por lo que durante el año y en estas fechas especialmente, estas tumbas lucen impecables, limpias y bien pintadas, adornadas con flores de colores y rosas.

Juana Gutiérrez, dijo que, “llegaron al panteón desde las 5 la mañana, y desde esa hora adornaron las tumbas, y durante el día, se reúne toda la familia, aquí comemos y descansamos todo el día, hacemos oración y les pedimos a nuestros padres que en donde se encuentren Dios los tenga en su gloria y que desde allá nos siguen protegiendo”, apuntó.

Así como esta familia porteña, miles de familias más estuvieron atendiendo las tumbas de sus seres queridos en todos los panteones de la ciudad. El de la colonia 16 de Septiembre, el de Santiago, Salagua y El  Colomo. Se pudo ver en las afueras de los camposantos, decenas de puestos de flores y comidas, así como discretos operativos de Seguridad Pública y Vialidad, para prevenir accidentes.

Comentarios

Notas Relacionadas