Edgar H. Badillo Medina

La política discursiva

Vértice

Edgar H. Badillo Medina

A nivel nacional son varias las opiniones que coinciden en que la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa se ha convertido en el peor escenario que ha enfrentado la administración de Enrique Peña Nieto, lo cual puede ser cierto. Sin embargo, mucho se ha comentado que ha sido la política de comunicación la que se ha convertido en el principal problema de la administración federal, pues el discurso no ha sido claro, conciso ni convincente.

A diferencia de lo ocurrido durante el primer año de gobierno, en donde el discurso central estuvo relacionado con el tema de las reformas estructurales que se fueron promoviendo ante el Congreso de la Unión, y que una a una fueron aprobadas contando con la mediación del exitoso pacto por México, hoy por hoy, la fortaleza que en aquellos meses se presumía y se antojaba fundamental para otros avances, está siendo puesta a prueba.

Firmado al día siguiente de su toma de posesión como Presidente de la República, el pacto por México se convirtió en un elemento fundamental en el discurso del Ejecutivo federal durante su primer año de gobierno, pues no había evento oficial en donde pusiera un pie y en el cual no hiciera referencia a dicho instrumento de negociación política. La estrategia era completa: referencias, discursos, campañas publicitarias y hechos concretos.

La disyuntiva discursiva parte desde el análisis de algunos, que establece que la crisis actual que enfrenta el gobierno federal, hace que se vean lejanos aquellos días cuando la influyente revista Time aseguraba en su portada que el Presidente de la República, estaba salvando a México, sin embargo, para otros, es esta la mejor oportunidad que se tiene para demostrar que el régimen funciona de manera efectiva y tiene los elementos necesarios para resolver un problema de esta magnitud.

Es cierto que si bien se antoja complicado definir una estrategia exitosa para controlar la parte discursiva que se relaciona con la desaparición de 43 personas, la captura de quienes son señalados como los presuntos responsables del hecho, que son el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa María de los Angeles Pineda, se ha convertido en un verdadero tanque de oxígeno para el gobierno federal, siendo también una buena oportunidad para reorganizarse.

Y es que mientras la estrategia de medios de la Presidencia de la República se ve reflejada de manera clara y contundente en absolutamente todos los medios de comunicación, la verdad es que la noticia que hoy promueven a través de todas las plataformas e incluso a través de programas de espectáculos y revistas, puede convertirse en el precedente de la noticia que puede ser el principio del fin del discurso de Peña Nieto.

Lo anterior derivado de que si bien ha sido difícil contener a la opinión pública y publicada sobre la desaparición de los 43 estudiantes en el estado de Guerrero, se antoja todavía más complicado argumentar un discurso oficial sobre la noticia que puede venir tras la detención de Abarca y su esposa, y que sin lugar a dudas podría ser el anuncio de la ejecución de los 43 normalistas de Guerrero.

Sin lugar a dudas, ni el gobierno federal ni la sociedad están preparados para recibir la noticia que oficializaría la muerte de los estudiantes, pues el preámbulo que se ha presentado durante la búsqueda de los mismos ha sido claro en cuanto al malestar social que podría registrar un anuncio como el aquí citado. Los clásicos han sido reiterativos en la prudencia que se debe tomar ante el riesgo de despertar al México bronco.

Quizás en contra parte, el éxito rotundo que significaría para el discurso oficialista la aparición con vida de los 43 estudiantes, representa a estas alturas del caso, la solución que se ve y se antoja mucho más difícil. Ahí el discurso sin lugar a dudas sería más fácil de llevar y de concretar para la autoridad, sobre todo tomando en cuenta el escenario electoral que ya se vive en estos momentos y que tendrá su jornada comicial el próximo año.

edgarbadillo@hotmail.com)

Comentarios

Notas Relacionadas