Bondades, inconformidades, centro histórico

Tribuna villalvarense

Cesar Alejandro Guerrero Ramírez

Los tiempos de globalización y modernidad que avanzan vertiginosamente también alcanzaron la política, hoy en día, es común observar críticas y descalificaciones parejas a administraciones que son gobiernos contrarios, llamados comúnmente oposición que surgieron hace no más de dos décadas al llegar la alternancia; como todo, tiene su lado bueno y negativo, primero, cumplen la función de fiscalizadores de los recursos públicos, segundo, desgraciadamente la convirtieron en una mala práctica de beneficio personal, ya que la mayoría de las ocasiones lo hacen sin sustento, acrecentándose, lo adelanto, conforme se acerque el siguiente ciclo electoral y como no está tipificado como delito es un hábito sin peligro a sanción, menos obligación de probarlo. En Colima, muchos han alcanzado popularidad con esta estrategia, les ha salido de buena manera, incluso ganan elecciones por manifestarse en lo más mínimo en contra de la autoridad en turno, empero igual los hay, casos que sepultan incipientes carreras porque no proponen nada positivo, lo hacen como el gallego: solo por joder.

Traigo esto a colación porque es la película que sucede en Villa de Alvarez; donde las críticas hacia el alcalde Enrique Rojas Orozco y sus funcionarios están al por mayor por la remodelación del llamado Centro Histórico, el cual está siendo armonizado con vialidades que incluyen un terminado con pórfido mexicano que dará una cara totalmente diferente a la anterior, eso, nadie en su sano juicio, lo puede negar. Sin embargo, les decía supra líneas, como que de las cepas que cavaron para meter tuberías emergieron oportunistas que se quieren colgar del tema para su promoción personal, que sin tener el más mínimo conocimiento buscan los medios de comunicación para salir del anonimato, les voy a comentar unos casos, el primero de ellos es Sergio Ricardo Ruiz aspirante a la dirigencia municipal del PRD, quien ante falta de preparación cayó en galimatías de palabras, o sea, se hizo bolas en sus declaraciones, fue dizque a poner en mal al alcalde y terminó por exhibirse al mostrar un desconocimiento total de la materia y sus componentes, no entiendo, si dijo que tiene el respaldo de un perito con amplia experiencia en obra pública, porque antes no se empapó al menos de conceptos ingenieriles.

En primer lugar, se encuentra confundido ya que no están instalando adoquín, sino una piedra extraída de canteras que igual puede ser verde, obscura o rojiza como es el caso, luego entonces, no todos pueden salir del mismo color como pide el solaztequista, un adoquín es prefabricado, ahí sí, se puede darle el tono que uno desee, basta dosificarle mayor polvo que se vende en cualquier ferretería y se consigue la luminosidad que quiera. Por otro lado, en lo particular no observo por ningún lado donde transitó, es más en mi vida, el cemento hidráulico, no existe, en todo caso cuando dice que presenta cuarteaduras me imagino pudiera referirse a concreto hidráulico, pero ni siquiera está considerado en el proyecto, he mirado empedrado ahogado en mortero y pórfido nada más; la última, si en esta rueda de prensa buscó lucir su intelecto para impactar, pobres los negroamarillos si gana la dirigencia, le quiso hacer al matemático y tampoco le fue bien políticamente, lo digo porque mencionó que los 42 millones de la inversión mejor se hubiesen destinado a 42 colonias a razón de millón cada una, lo que no sabe es que Villa de Alvarez tiene 160, con esa lógica quedarían 118 bien encabronadas, aparte todo el centro; otro que también anda tirando palos a ciegas, es el ex regidor, José Alfredo Valencia Polanco quien sólo replica lo que ve en las redes sociales, hasta eso le han dado foro en un rotativo local, similar postura de Yulenny Cortés a quien se le olvida que su compañera de partido, Brenda Gutiérrez Vega el tiempo que duró en su trienio, apostó por la mejora de los jardines y camellones más visibles; donde no representaban votos, ni los peló, aun así no le funcionó su estrategia electorera, de la deuda, mejor ni hablar ya la juzgaron los villalvarenses, Héctor Mier el “líder” panista más beneficiado del PRI, no tiene caso mencionar sus comentarios, si le queda duda, chéquelo para que compruebe que no pasa de puro refrito.

En lo que estoy totalmente de acuerdo con estos respetados personajes y quienes así lo manifiesten en donde me incluyo, es que deben transparentarse a cabalidad los recursos aprobados, e igual de importante, sea una obra de calidad con larga durabilidad. Finalmente, aunque pareciera no estoy totalmente de acuerdo en sus posicionamientos, ofrezco esta humilde columna a disposición de los mencionados o quien disponga de pruebas de malos manejos financieros, o si el perito de Sergio detecta alguna falla constructiva me la haga saber, estoy a la orden… Para que pues le pusieron tanto tinte a la foto que distribuyeron, todo esto se hubiera evitado.

SILVERIO

Cuatro años han pasado del asesinato de Silverio Cavazos Ceballos y de lo sustancial e interesante como colimenses nada que nos quita la duda; el móvil real no se conoce: si debía, zapeó o traicionó. Todo apunta a que fue ordenado por el crimen organizado, al menos por ese rumbo caminan las pesquisas policiales e informes, más no dan pistas de por qué lo ejecutaron, hablan de personas detenidas tanto autores materiales como intelectuales; no more dijera el gabacho. Apenas ayer hubo dos declaraciones del gobernador Mario Anguiano Moreno en ese sentido, la primera, acepta no estar satisfecho con los avances que tiene su propia policía ministerial, dando a entender que no avala las investigaciones ni sus mentiras, en Tecomán, mencionó ante la familia del ex mandatario y público presente, que Silverio enfrentó con enorme valentía al PRI nacional para que él (MAM) fuera candidato, luego entonces, aunque todos los colimenses sabemos que la mayor parte de su tiempo lo ocupa la desastrosa situación financiera por la que atraviesan las arcas estatales y que continúan aumentando los delitos de alto impacto, al menos para corresponder el favor en aras de una posible amistad o simple agradecimiento de lo que hoy es, debiera ponerse como meta esclarecer, antes de que se vaya, el homicidio de quien fuera su principal promotor político, eso se llama aquí y en China: lealtad. De los eventos conmemorativos no hay mucho que abundar o analizar, lo mismo de siempre, entendiendo el dolor y sentimientos, inician con acusaciones temerarias como lo hizo esta vez la hija del tecomense, en el sentido de que los asesinos de su papá están en el poder sin decir nombres. Pero ya sabemos que esta familia así se las gasta, avienta gasolina al fuego, sopla para que agarre y al poco rato se retracta con un baldazo de agua, lo mismo de cada aniversario, si saben algo más que nosotros, los simples colimenses no, que lo suelten de una vez para evitar elucubraciones baratas, los más interesados en limpiar el nombre de SCC debieran ser los Cavazos Pimentel. Lamentablemente en contra del discurso mencionado sobre un posible crimen de Estado, hay al menos un video en Youtube donde un sicario explica que la orden se debió al ajuste de cuentas por desavenencias con un tal “padre”, respondiendo a pregunta si SCC tenía ligas con el narco, categórico dijo, sí.

TORO DE ONCE

Excelente fuera que el aspirante a dirigir los destinos del perredismo villalvarense Sergio Ricardo Ruiz, también se ocupara en solicitar una amplia explicación a su partido sobre la desaparición y muy probable ejecución de 43 normalistas de Ayotzinapan, ordenado por el alcalde de Iguala, José Luis Abarca perteneciente al Partido de la Revolución Democrática, detenido y comprobado sus nexos con el narcotráfico; válido que la par abanderara las inconformidades del centro histórico y el descontento popular por el asesinato de los estudiantes, que a simple vista, esto último es asunto de repudio nacional e internacional.

cesarguerrero1@hotmail.com

Comentarios

Notas Relacionadas