Microteatro, un parque de diversión para adultos adictos  a la cultura

Anabel Cortés

Invitado por el Fondo Mixto de Promoción turística del Distrito Federal, Ecos de la Costa realizó una visita a la Ciudad de México para conocer los sitios de entretenimiento con los que cuenta la capital del país.

Entre ellos se encuentra el Microteatro, ubicado en Santa Ma. La Ribera, en donde se muestra una amplia gama de obras  cuya característica, de acuerdo con Andrea Novelo, Directora operativa,  convierte al microteatro,  en “un parque de diversiones para adultos, en donde subes a una obra y tienes una emoción,  y bajas a otra y viste algo completamente diferente, lloraste o reíste muchísimo y eso es fabuloso, es una adicción, pues no puedes ver solo una”.

El microteatro surgió en Madrid, durante la crisis social económica en 2009, a través de la unión de  Miguel Alcantur y Pablo Blanco quienes crearon una sala donde 13 equipos tenían un cuarto cada uno en donde desarrollar una obra.

Microteatro es una puesta en escena de 15 minutos, en una sala para 15 personas,  en 15 metros cuadrados aproximadamente.  Microteatro,  cumplió en septiembre  1 año de haber llegado a México, recibiendo entre 1200 y 2000 personas durante los fines de semana. A un año de su nacimiento en México, Novelo cataloga como grandioso, la creación de microteatros en Guadalajara y Veracruz ya que  “vemos que es un concepto que sí funciona para acercar al público al teatro”.

Las obras presentadas en el microteatro,  son “temas elegidos de acuerdo a lo que nos interesa ver, los temas oscuros como venganza o muertos no llaman mucho la atención ,debido a que  la situación de nuestro país es demasiado fuerte; pero el tema no es  tan importante en comparación a lo que vas a ver, siempre tendrás un menú muy variado, siempre habrá un menú que tenga drama, comedia, horror o una mezcla de todas, la  cuestión para que un texto sea seleccionado es que tenga la mayor creatividad posible, que sea redondo y que sea un tema con el que la gente pueda identificarse, de pronto puedes entrar a una sala y formar parte de la obra, o decidir el final, el publico rompe esta pared, interactúa y hay gente que se derrama completamente en la obra”.

Para la selección de los textos,  se borran los nombre de los autores para que sean leídos de manera imparcial. “El texto es rey y lees cosas increíbles, de pronto tenemos gente con mucha trayectoria y gente que va iniciando, hemos tenido textos de gente de 17 años que llegan a ser las mejores obras en las temporadas, cuando es un texto que manda una ama de casa, un ingeniero, y  no tienen la capacidad de montar su obra porque no  saben  tanto de producción o del ámbito teatral, se ofrece un microapadrinamiento donde se ofrece la obra a gente que tiene trayectoria, que se enamoró del proyecto y que ha estado desde el principio y son ellos los que ayudan a producirla”.

El microteatro es un hibrido, no es teatro ni cine, “tienes al público como si fuera la cámara y para el actor es un reto, nosotros nos reímos porque  les decimos que entran como carbón y salen como diamantes,  una temporada aquí y ya es un actor todo terreno”.

En el microteatro, el poder tener al actor tan cercano, permite darte cuenta de todo, por lo que “el actor debe tener una verdad absoluta, aun cuando es muy difícil hacer que en 15 minutos la gente se enganche, tienes 3 minutos para hacer que la gente ponga total atención”. Microteatro te permite cuestionar al actor sobre el final o desarrollo de una obra así como poder decirle si te gustó o no.

Microteatro ofrece funciones para niños, con presentaciones los sábados y domingos de 12 a 3 pm, donde  se presentan obras que te hacen llorar o reír. Microteatro es accesible, cada obra cuesta 70 pesos, para apoyar a la gente que está trabajando, el combo de 3 obras está en 180, el bono general donde puedes ver todas las obras están a 50 cada función, 10% de descuentos para estudiantes y gente de la tercera edad.

Finalmente, Andrea Novelo menciona que microteatro es un concepto muy aceptado por las familias quienes regresan cada temporada para ver las nuevas propuestas lo que los convierte  en adictos de la cultura.

Comentarios

Notas Relacionadas