Ayuntamientos deben tener disciplina y prudencia financiera: Omar Magaña

Arturo Aguilar Huerta

Infoecos/Colima

Para el presidente del Colegio de Economistas de Colima, Omar Magaña Ceballos, las administraciones municipales deberían instrumentar un programa de ajuste financiero y tratar de disciplinar el gasto corriente, además de eficientar la recaudación de ingresos propios, como el impuesto predial, “a fin de no caer en mayores problemas financieros”.

Mencionó que Banobras, en coordinación con el INEGI, realizó un diagnóstico sobre las finanzas de nueve ayuntamientos que determinó que se facturan aproximadamente 400 millones de pesos al año.

“Sin embargo hay un potencial, digamos, de eficiencia de recaudación del 56 por ciento y los municipios, si fueran más eficientes, podrían llegar a ingresar más de 150 millones adicionales a lo que cobran al año”, subrayó.

Opinó que la solicitud de adelanto de participaciones por parte de los ayuntamientos para cubrir los compromisos de fin de año, ha sido una constante histórica: “Es un tema que está generando una situación un poco apretada y termina por presionar sus balances financieros”.

Bajo estas condiciones comentó que si los municipios aplicaran un proceso de mayor disciplina en el presupuesto de su gasto, con énfasis en la inversión para infraestructura y con alcances importantes en materia de aumentar recaudación y los ingresos propios o también en materia de gestión de recursos federales, la situación podría mejorar.

“Creo que los municipios enfrentan dos tipos de pasivos muy importantes, que son de corto plazo que tienen que ver con el tema de obligaciones de contratistas, aguinaldos, pensiones; y de largo plazo, que son los préstamos bancarios que tienen con la institución. Yo en esto no le veo problema porque servicio de deuda no le impacta tanto a los ayuntamientos”, resaltó.

En este contexto, insistió en la necesidad de que las administraciones municipales instrumenten un programa de ajuste, tratar de controlar y reducir el gasto corriente, eficientar la recaudación de ingresos propios y particularmente el impuesto predial, en donde hay una gran oportunidad.

Como delegado estatal de Banobras, Omar Magaña relató que el estudio realizado identifica perfectamente dónde estaban las debilidades de las administraciones municipales y sienta las bases para trabajar con las autoridades para definir un proyecto ejecutivo para llevar a cabo la modernización de su catastro, lo que requirirá inversión de alrededor de 36 millones de pesos.

“Banobras invertiría aproximadamente el 40 por ciento, entre 10 y 12 millones de pesos y consideramos que a través de esa estrategia y en fortalecer la recaudación, es decir los procesos vía Dirección de Ingresos, sería la acción que podría encauzar sus finanzas”, subrayó.

Comentarios

Notas Relacionadas