Dejó sus chanclas viejas y se llevó unas nuevas sin pagar

Infoecos/Manzanillo

Personal de la Policía de Manzanillo llegó a las 10:00 horas a la bodega Aurrerá de la avenida Elías Zamora, en donde los guardias privados tenían asegurado a un sujeto que dijo llamarse, Benjamín, de 40 años; el cual pretendía sustraer unas sandalias nuevas.

Pero trascendió que el individuo, llegó con sus chanclas viejas, las dejó en el área de calzado y pretendía salir con las nuevas por la puerta principal.

Incluso ya en el área de cajas, solo pagó unos bolillos, pero como fue descubierto, le marcaron el alto y pidieron el apoyo de la fuerza pública.

El sujeto quedó a disposición del Juez Calificador, con todo y la moto Italika en la que llegó al establecimiento.

 Antonio Vázquez López

Comentarios

Notas Relacionadas