La alcaldesa de Cuauht

Valió la pena la alternancia: Indira Vizcaíno

Inversión cercana a los cien millones de pesos, dice en su informe

Ana I. González S.

Infoecos/Cuauhtémoc

Al rendir su segundo informe de labores en el andador de la presidencia municipal, y contando con la presencia de Rafael Gutiérrez Villalobos, secretario de Fomento Económico, con la representación del gobernador Mario Anguiano, la alcaldesa, Indira Vizcaíno Silva reconoció que no fue sencillo iniciar una etapa nueva, diferente, con el primer gobierno de alternancia en Cuauhtémoc. Un gobierno que se propuso, como reto principal, devolver a la política su genuina vocación de servicio.

Tras decir esto, pidió al representante del Ejecutivo local fuera el conducto para hacer llegar un mensaje a Mario Anguiano: “Quiero decirle que seguimos siendo la mejor administración del estado, pero que además agradecemos los constantes y frecuentes desaires a nuestro municipio, porque son los que nos han permitido crecer y fortalecer la unidad de los cuauhtemenses”.

Refirió que la alternancia valió la pena, porque por segundo año “hemos guiado nuestra conducta pública por la transparencia, la rendición de cuentas, la austeridad republicana y la eficiencia en cada uno de los servicios y en la construcción de obra que llegó para quedarse y hacer historia en Cuauhtémoc”.

Habló de la conducción de las finanzas “con la disciplina y pulcritud que debiera darse en toda administración pública, respetando el derecho laboral de la clase trabajadora” y recordó que ante este buen manejo y el descuento del 50 por ciento en salarios para miembros del cabildo, se tuvo un ahorro que se aprovechó en la compra de uniformes gratuitos a más de cinco mil niños de preescolar, primaria y secundaria, además de la disminución en un 50 por ciento de la deuda cercana a los 40 millones que les fue heredada.

De igual manera destacó que por segundo año consecutivo Cuauhtémoc es el único municipio que dará el cien por ciento de aguinaldos y prestaciones a los trabajadores sin recurrir a préstamos ni adelanto de participaciones y agregó que el manejo limpio de las finanzas, aunado a una labor de gestión ante diversas autoridades federales, sobre todo en el ámbito legislativo; y ante asociaciones civiles y empresariales; en dos años ya les permitió construir obra pública superior a la que se hizo en los 10 años anteriores a esta administración.

Detalló que con una inversión cercana a los cien millones de pesos, en este segundo año, además de infraestructura urbana y rural, se atendió el denominado ‘tejido social’, con financiamiento y capacitación a familias que hoy están emprendiendo su propio negocio en diversas disciplinas de la economía familiar y comunitaria.

Añadió que a diferencia del año pasado, en el presente sí hubo inversión estatal en Cuauhtémoc por un monto de tres millones de pesos de ese total de cien millones, en su mayoría gestionados a nivel federal y más de 20 millones de inversión municipal, “confió que el estado haya hecho esa inversión como producto de voltear a ver, al menos en lo mínimo, a nuestro municipio y que no se deba a la cercanía del proceso electoral”.

Explicó que la inversión de casi 100 millones de pesos se destinó en la rehabilitación de las redes de drenaje y agua potable en diversas comunidades, y tan sólo en la cabecera municipal fueron más de 40 millones de pesos para estas obras y la reconstrucción de la Unidad Deportiva, una sede para los festejos charro-taurinos y la construcción de la primera etapa del corredor turístico Camino Real.

En materia de seguridad pública, Vizcaíno Silva dijo que se cuenta con una policía más equipada y capacitada, a la que le sumaron, este año, seis nuevas unidades vehiculares, amén del equipamiento al área de Protección Civil con las ‘quijadas de la vida’, entre otras mejoras.

Citó igualmente la atención que se brinda a sectores vulnerables en materia de salud, alimentación, orientación y asesoría jurídica, apoyos directos para mejora de vivienda, becas escolares y respaldo a proyectos productivos. En cuanto a los servicios básicos refirió que los cuauhtemenses tienen su mejor opinión, pues como autoridades se han esforzado en ello y lo hacen con puntualidad y gusto.

Retomó el tema de la rehabilitación de la cancha de futbol de Alzada y señaló que los recursos fueron gestionados con diputados del PRD en 2013 pero la transferencia –indicó- fue retardada indebidamente por el gobierno estatal, lo cual permitió que su fecha de ejecución se ampliara hasta junio del 2014 y desafortunadamente la empresa ejecutoria incumplió, por lo que el ayuntamiento inició responsablemente con el camino jurídico establecido en la ley y en unas semanas más se solucionaría dicha problemática.

Dijo que situación similar viven los bulevares del Trapiche y Quesería, pues son obras ejecutadas a través de la Delegación de la SCT y no han sido entregadas al municipio pues tienen fallas graves de inundaciones que “solicitamos de manera respetuosa, pero enérgica sean reparadas, sobre todo porque fueron observaciones hechas en tiempo y forma por este ayuntamiento”, así como el problema de falta de iluminación, también en los bulevares, por un adeudo de más de 300 mil pesos de la SCT con la Comisión Federal de Electricidad, en donde –añadió Vizcaíno Silva- el municipio, sin estar obligado, ha manifestado su voluntad de aportar hasta el 50 por ciento de este adeudo adquirido por SCT para poder solucionar esta problemática, pero la Delegación ha hecho oídos sordos.

Remarcó que habrá un antes y un después de esta administración, pues ya no se podrá decir que no se puede reducir el gasto y que las únicas alternativas son el endeudamiento, “a los colimenses nos ha quedado claro que son posibles muchos mejores gobiernos”.

MAM NO FUE “POR MOTIVOS DE SALUD”:

Por su parte, Rafael Gutiérrez Villalobos justificó la ausencia del mandatario estatal por motivos de salud y luego de una felicitación al gobierno municipal que encabeza Indira Vizcaíno, por las obras y acciones que lleva a cabo, señaló que los otros niveles de gobierno no han sido ajenos para dotar a Cuauhtémoc de más infraestructura y equipamiento para su desarrollo, pues la administración de Mario Anguiano en forma estatal y con la concurrencia de la federación, focalizó en este 2014 más de 56 millones de pesos.

Detalló que a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano realizó en Cuauhtémoc 12 proyectos por más de 23 millones de pesos; la Secretaría de Desarrollo Rural en concurrencia con recursos federales invirtió más de 20 millones en infraestructura, adquisiciones de ejemplares de ganado, instalación de 30 mil metros cuadrados de invernadero y la construcción de dos bordos y dos presas filtrantes, entre otros.

Dijo también que a través de Fomento Económico en este 2014 se colocaron más de 14 millones de pesos en financiamiento y más de un millón y medio de pesos para apoyar a 533 empresarios del municipio; a través del Insuvi cinco proyectos por un monto de casi tres millones y medio; a través del Instituto Colimense de Infraestructura Física educativa ocho millones 981 mil pesos en mejoramiento de instalaciones escolares y en materia educativa en general más de 24 millones en becas, telebachilleratos, escuela de calidad, escuelas de tiempo completo, escuela segura, entrega de lentes, así como obras de infraestructura y equipamiento.

Gutiérrez Villalobos refirió que igual se debe reconocer el compromiso de Enrique Peña Nieto con los habitantes del municipio, materializado con la reciente entrega de tres mil televisores digitales para que los cuauhtemenses no se vean afectados con el apagón analógico, entre otras acciones.

Comentarios

Notas Relacionadas