Colima, una de “100 Ciudades Resilientes”

Arturo Aguilar Huerta Infoecos/Colima

El presidente municipal de Colima, Héctor Insúa García, informó que la capital colimense ya forma parte de la red Global 100 Ciudades Resilientes (100RC) apoyada por la Fundación Rockefeller, organismo creado hace un siglo para promover el bienestar de la humanidad.

Tras un proceso que comenzó el año pasado, explicó el edil, se logró cumplir los requisitos trabajando cuatro enfoques para: fortalecer la salud y bienestar de la sociedad, revaluar los ecosistemas y la infraestructura, asegurar el sustento económico y promover buena gobernanza para transformar las ciudades.

Con este apoyo se podrán desarrollar estrategias de recuperación ante problemas naturales o cíclicos que puedan ocurrir en el municipio, derivados de terremotos, huracanes, inundaciones, o por la actividad volcánica, entre otros, dijo Insúa.

En esta edición 2016, “solo Colima y Guadalajara son las ciudades que forman parte de las 100 Ciudades Resilientes, por lo cual nuestra capital está en posición privilegiada. También forman parte de la red, la Ciudad de México y Ciudad Juárez. La Ciudad de México, incorporada a la Red de 100RC en 2014, nombró a Arnoldo Matus Kramer como Director de Resiliencia. En noviembre de 2015, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, designó el 10 % del presupuesto anual de la ciudad (aproximadamente 928 MdD) al financiamiento de proyectos de resiliencia. Ciudad Juárez también se incorporó a la red en 2014, y desde entonces mantiene su compromiso para mejorar el desarrollo económico, abordar la temática de la violencia inducida por las drogas y reducir los riesgos de inundación”.

Informó, que de acuerdo con los datos hechos públicos por la Fundación Rockefeller, el grupo de finalistas para ingresar a la Red de 100RC incluye también a otras 4 ciudades de América Latina: Buenos Aires, Montevideo, Salvador (Brasil) y la Ciudad de Panamá.

“En los meses siguientes, como parte de la Red 100CR, Colima será candidata a recibir fondos para la contratación de un Director de Resiliencia, quien liderará el proceso de construcción de resiliencia y reclutará a socios estratégicos de diferentes agencias de gobierno y sectores de la sociedad con diversas perspectivas y conocimientos”, dijo el Alcalde.

Y añadió que “cada nuevo miembro de la red tendrá acceso a una variedad de socios de la plataforma de los sectores privado, público y sin fines de lucro. Estos socios ofrecerán herramientas y servicios valuados en más de 180 millones de dólares sin costo directo a miembros de 100RC, en áreas como finanzas innovadoras, tecnología, infraestructura, uso de suelo y resiliencia social y de la comunidad. Las ciudades integrarán una red global, donde podrán aprender entre sí de sus éxitos y desafíos”.

“Colima fue seleccionada entre más de 325 solicitudes (presentadas por ciudades de más de 80 países en seis continentes), a partir de su disposición, capacidad y necesidad de hacerse resiliente para enfrentar los futuros desafíos”, resumió Héctor Insúa.

NO RETIRAN AMBULANTES, SE ARMONIZAN

Por otra parte, al ser cuestionado sobre los señalamientos de que giró órdenes para retirar a todos los comerciantes ambulantes del centro, el alcalde de Colima aclaró que esa información es “imprecisa”, porque lo que está en proceso  es la regularización del comercio ambulante.

Héctor Insúa manifestó que en principio se deben de respetar los reglamentos municipales y en este contexto, ordenar la actividad comercial, lo que implica no solamente al comercio ambulante sino también la actividad que desarrolla el comercio establecido.

Agregó que por estas razones no se ha reubicado a los comerciantes ambulantes retirados del perímetro del primer cuadro de la capital del estado, ya que todavía se trabaja en un plan integral que incluye mejoras y actualizaciones a la imagen urbana y que pasa también “por normar y definir ciertos criterios para establecer que es lo que sí se va a permitir como actividad comercial en el centro y lo que estará prohibido.

“De plano no podemos permitir que avance, por ejemplo, la actividad relacionada con la piratería, tenemos que avanzar en esa agenda para que quien hoy de dedica a la piratería lo deje de hacer. Si de repente llega una persona y pone una mesa en una calle del centro y se pone a desarrollar una actividad comercial sin tener un permiso, es algo que no podemos permitir”, subrayó.

El edil aclaró que se tomaron estas medidas porque se recibió el reporte de la llegada de muchas personas, sobre todo de otras entidades que se establecieron en algunos lugares donde le hacían la competencia no solo al comercio establecido, sino a los comerciantes ambulantes que si cuentan con una regulación y con un permiso.

“Estamos en ese proceso, lo único que busca la autoridad municipal es cumplir y hacer cumplir la ley y además empezar a sentar las bases de un desarrollo de la actividad comercial en todo el municipio, que sea de una manera ordenada, con una imagen y una identidad que nos permita no solamente generar condiciones de prosperidad para los propios comerciantes, sino para toda la ciudad”, aclaró.

Bajo esta perspectiva afirmó que se retirará de sus actividades a todas aquellas personas que practiquen el comercio sin el permiso correspondiente y se les permitirá “trabajar” a quienes tiene el permiso correspondiente, es decir “una licencia municipal, para desarrollar una actividad comercial no permanente”, señaló.

Y aclaró que no se actuará en contra de los tuberos, la gente que vende pitahayas, los globeros, los vendedores de esquites o algodones, que son parte de la imagen y de la identidad de la ciudad, pero se permitirán dentro de lo que establecen los reglamentos.

Comentarios

Notas Relacionadas