Clemente Mendoza Martínez, secretario de Finanzas del Gobierno Estatal en el 2014.

Se defiende ex secretario de Finanzas de acusaciones del Osafig

Infoecos/Colima

Clemente Mendoza Martínez, quien fungiera como uno de tantos secretarios de Finanzas (2014) en la administración estatal de Mario Anguiano Moreno, anunció que preparará su defensa legal, una vez que el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) lo involucra como uno de los funcionarios que participaron en la desviación de recursos económicos del erario estatal.

El exsecretario de Finanzas se presentó ayer al Congreso del Estado para exigir la totalidad de la documentación donde lo involucran en la auditoría excepcional realizada por el Osafig de los Ejercicios Fiscales 2013, 2014 y parte de 2015.

Para ello, Clemente Mendoza entregó al Oficial Mayor del Congreso Estatal, Alejandro Martínez Díaz, un oficio en el que menciona que conoce las sanciones que se le impusieron derivadas de la auditoría excepcional, sin embargo exigió la totalidad del expediente que se levantó en su contra, pues dijo que lo publicado por el Osafig “es sólo un resumen”.

Afirmó que requiere de toda la documentación que supuestamente analizó el Osafig para poder documentarse para presentar su defensa legal.

Cabe mencionar que el exmandatario Mario Anguiano Moreno trató de inculpar a Clemente Mendoza por un supuesto desvío de más de 600 millones de pesos, provenientes de recursos federales, para el pago de nóminas.

Mendoza Martínez, luego de dicha acusación realizada por el exmandatario, convocó a una conferencia portando seis cajas de documentación donde, según él, se limpiaba su nombre y culpaba a otros funcionarios del deterioro de las finanzas estatales.

Clemente Mendoza Martínez renunció a la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA), luego de casi un año ocupando la titularidad de la dependencia en septiembre de 2014 para ser sustituido por Isabel Ávalos Fernández.

El funcionario estatal siempre ha manifestado su disposición de colaborar y ser investigado por cualquier autoridad.

Dijo que esperará que la Comisión de Responsabilidades del Congreso lo convoque a comparecer por la sanción propuesta por el Osafig: tres años de inhabilitación.

“Y esperaremos hasta entonces”, afirmó finalmente.

Comentarios

Notas Relacionadas