Políticamente Incorrecto

 

Para quienes estamos en el medio periodístico es muy triste enterarnos que el próximo 20 de enero el portal crítico colimense Perriodismo habrá de cerrar sus puertas después de siete años y tres meses de historia. Recibo con mucha nostalgia la noticia, pues fue ese portal donde publiqué mis primeras columnas políticas. Lamentamos el cierre de un medio que generaba un contrapeso a la información oficial y le deseamos a Oscar Adrián Luna el mejor de los éxitos en su andar profesional.

HORMIGUITAS

Los acontecimientos vandálicos que se han venido llevando a cabo a lo largo del país, nos ponen a pensar en teorías de la conspiración con respecto a quienes son los verdaderos patrocinadores de la rapiña y los atracos. Hay quienes piensan que el mexicano, cuando ve la oportunidad de robar, roba, de mentir, miente, de corromper, corrompe. Hay quienes creen que el Gobierno financió a los vándalos para deslegitimar el movimiento. Y quienes creen que la izquierda de Morena es la que orquesta el caos para desestabilizar al Gobierno federal y producir una estela de ingobernabilidad, caos y pánico.

Desde los medios, dígase, algunos tradicionales, digitales, redes sociales y demás, se ha producido una desinformación bárbara en el tema de la gasolina que el Gobierno federal no ha sabido y no ha podido contener. Los intereses de los grandes medios nacionales se han volcado contra el gobierno de Peña y han colaborado con la desinformación, el caldeamiento de las aguas y hacerles el caldo gordo a personajes de izquierda radical.

Sí, son muchas las protestas, son muchas las reclamas, son muchos los señalamientos y con justa razón, pero es extraño cómo la sociedad se agrupa para atacar un tema como los gasolinazos pero muchos de los verdaderos grandes problemas sociales pasan totalmente desapercibidos para el ciudadano de a pie, hasta para los que se dicen informados. De ahí se genera la duda sobre una legitimidad social y la legitimidad inducida por parte del adoctrinamiento ideológico y mediático por algunos de los dueños del poder.

Luchamos, gritamos y protestamos al compás de los hilos. Claro que enoja y duele lo que escribo, porque a nadie nos gusta sabernos manipulados, pero es que desde que el presidente Peña le declaró la guerra a Carlos Slim con la reforma en telecomunicaciones, los medios de los que Slim es accionista –muchos de ellos internacionales- se fueron al cuello del presidente Peña. Y es que el trabajo de la Presidencia puede ser bueno o malo, y ahí están los números, pero el trabajo de algunos medios y la oposición hacia la percepción gubernamental ha sido muy provechosa para ellos, pues somos gobernados por el presidente más impopular de la historia moderna.

Al final, el pueblo somos a los poderosos como las hormigas a nosotros. Vemos el fuego, vemos el desastre, la inundación o que otro se quema, pero no podemos ver de dónde vienen los daños, por eso buscamos culpables entre nosotros. Cuando desde arriba se regodean viéndonos como peones de ajedrez que pueden mover a su antojo para que defendamos sus intereses, desde una curul en el Congreso o desde una protesta en la calle. Al final, si no entendemos que el pueblo somos todos, los que gobiernan y los gobernados, que tenemos que trabajar juntos para el bien de todos, no dejaremos de ser peones, no dejaremos de ser esclavos. Solo el conocimiento nos hará libres.

Comentarios

Notas Relacionadas