MicroOpinión

¿Hasta dónde llega un privilegio de un trabajador y hasta dónde un derecho humano? ¿Importa más la hora de la torta que la dignidad humana? Ayer, uno de nuestros colaboradores sufrió lo que sufren miles de derechohabientes: el desdén y la negligencia de algunas enfermeras del ISSSTE que no quisieron ayudarlo con su madre porque “no les tocaba”. Para ustedes es un enfermo más, para ellos es su vida.

Comentarios

Notas Relacionadas