Inhabilitarían a directivos que contraten maestros de inglés

Infoecos/Colima

Convocados a un hotel del centro de la capital del estado, los directores de las diferentes primarias de la entidad y los maestros de inglés recibieron la confirmación de que para este nuevo ciclo escolar 2017-2018, 60 escuelas no dispondrían de recursos para el pago de los contratos de estos mentores, y apercibieron a los directivos respecto a incurrir en una responsabilidad que se castiga con la destitución del encargo, en caso de insistir en mantenerlos laborando en las escuelas públicas.

La reunión fue convocada por las autoridades de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado, en la cual estuvieron presentes, entre otros, Martha Leticia Corona Alvarado, directora de Desarrollo y Gestión de la Calidad Educativa; María Reyna Zepeda Pamplona, titular de la Subdirección de Desarrollo de la Gestión de la Calidad Educativa; Miguel Ángel Solís Ramírez, jefe del Departamento de Gestión Educativa; Martín Ibarra Espinoza, director de Educación Básica, y Héctor Melitón Reyes, coordinador de Auditoría de la Secretaría de Educación.

Bajo estas condiciones, el jefe del Departamento de Gestión Educativa reconoció que esta es la situación actual pero enfrentan la condición de que todos los recursos disponibles ya están “etiquetados” y la decisión ya se tomó, por lo que consideró que lo único que queda por hacer es gestionar más recursos para estos programas, que son muy importantes tanto para la operatividad educativa como para los resultados del logro académico, “es lo que estamos buscando para que no se siga afectando el desarrollo de las escuelas”, manifestó.

Resaltó que para el 2016-2017 se aplicó un recorte de 20 millones de pesos para el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, a la que se sumará la última ministración de recursos que implica un importe de 4 millones 400 mil pesos, que tampoco va a llegar.

Confirmó que el pago de los maestros de inglés, durante todo el ciclo escolar, ampara una cantidad superior a 8 millones 853 mil pesos y si alguna autoridad escolar determina que en su plantel sí se contratará a estos maestros, la auditoría observaría la situación, solicitaría el reintegro de esos recursos y además aplicaría una sanción administrativa para quienes hayan tomado esta decisión, la cual implicaría la inhabilitación del cargo.

Una vez confirmado el objetivo para el que fueron convocados, el maestro Miguel Ángel Solís Ramírez les recordó que en el 2016 existía una figura legal (segunda lengua) que les permitía pagar a los maestros de inglés a 96 pesos la hora, y relató que del 2016 al 2017, la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Colima ha “pasado” seis auditorías diferentes por un monto de más de 500 mil pesos, tan solo por los pagos correspondientes a enero, febrero y marzo del 2016.

En este contexto, destacó que al iniciar las auditorías 2017 por parte de la Secretaría de la Función Pública, la Contraloría General del Estado y la Auditoría Superior de la Federación, “todas muy desgastantes pero la última ha sido la más tediosa; las tres observaron el cien por ciento del recurso y una de las observaciones que nos iban a hacer estaba relacionada con la contratación, en el 2017, de maestros de inglés”, detalló.

Solís Ramírez confirmó que se pudo solventar la contratación de los maestros durante el 2017, porque las reglas de operación que ordenaban su despido, emitidas en abril, fueron justificadas al referir que no se podía despedir a estos mentores cuando faltaban unos meses para concluir el ciclo escolar en el mes de junio, y de esta manera no se “cortó” el ciclo escolar. Asimismo, confirmó que de esta manera se evitó hacer un reintegro a la Federación por 3.5 millones de pesos.

Sin embargo, Solís Ramírez lamentó que tener que informar esta parte “complicada” para no contratar a estos maestros y todo lo que implicará, porque tendrá un impacto importante en las escuelas debido a que ya no está contemplado el recurso para esto.

Comentarios

Notas Relacionadas