Conflicto magisterial no afectará clases

Infoecos/Colima

Una vez concretado el bloqueo total de las oficinas de la Secretaría de Educación por parte de los integrantes de las secciones 6 y 39 del SNTE, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez fue cuestionado sobre las acciones a tomar, y estableció que se respetará el derecho constitucional de manifestación.

Pero aclaró que si esta manifestación llega a afectar el desarrollo pleno de la educación en la entidad, se aplicará la ley como corresponde, ya que de darse alguna suspensión de clases, se actuará de manera muy estricta, en apego a lo que marca la ley.

“Reitero mi respeto y reconozco el derecho constitucional de manifestación, mi única condición y garantía es que no se afecten las clases de los niños y jóvenes colimenses por ningún motivo debe haber una afectación en este sentido”, aclaró.

Ante el cierre “forzado” de las oficinas de la Secretaría de Educación, Ignacio Peralta señaló que no se genera mayor problema cuando se trate de cuestiones administrativas y el personal en su totalidad no puede entrar a trabajar, ya que se pueden establecer sedes alternas.

“Aquí lo que es verdaderamente fundamental y, eso no está negociable, es que no se afecten las clases de nuestros niños y jóvenes, en esa parte si seremos muy estrictos”, subrayó.

El gobernador reconoció que hasta el momento no se ha definido un nuevo interlocutor para las negociaciones con el SNTE porque no se ha tenido un acercamiento por parte de los maestros.

“Hay voluntad política para generar un acercamiento, un diálogo y sobre todo los planteamientos que nos permitan buscar una solución a esta situación. El reclamo de ellos es legítimo, el Gobierno del Estado les debe recursos”, reiteró.

“Buscaremos las condiciones para que se genere el diálogo y estoy seguro que a través de éste se llegará a los acuerdos que van a permitir resolver la problemática”, comentó.

Dado que ya reconoció la existencia de pasivos del Gobierno del Estado con el magisterio, Peralta Sánchez mencionó que también existen saldos con otros sectores y son heredados, como ocurre en el caso de los proveedores, del IMSS, devoluciones del ISR y otros.

“Es una cuestión institucional y más que decir que no se generaron en mi administración, que fueron heredados, lo importante es reconocer y buscar una solución para poderlos pagar”, aseveró.

Sin embargo, Ignacio Peralta indicó que en su gestión se ha avanzado en el pago de pasivos, como ocurrió con la deuda histórica que se tenía con la UdeC, y aunque manifestó que la tarea es enorme, se ha logrado reducir de manera importante.

Comentarios

Notas Relacionadas