Escándalos sexuales plagan misión de la ONU en Congo

 

El escándalo de abusos sexuales y explotación por parte de los soldados de las misiones de paz de Naciones Unidas vuelve a la actualidad con nuevos pedidos de reforma. En una investigación de un año, The Associated Press halló que a pesar de prometer reformas durante más de una década, la ONU sigue sin cumplir muchas de ellas para frenar los abusos o ayudar a las víctimas, algunas de las cuales se han perdido en medio de una ingente burocracia.

Los casos desaparecen o se derivan a los países de origen de los soldados, conocidos como “cascos azules”, pero esos gobiernos no suelen actuar al respecto. La AP encontró que incluso después de que una investigación de la ONU descubrió una red de pederastas de tres años en la que participaron miembros de la fuerza de paz de Sri Lanka en Haití, el gobierno Sri Lanka no procesó a nadie.

Si la crisis de abusos sexuales en la ONU tiene un epicentro, ese sería la República Democrática de Congo, donde surgieron los primeros casos y donde las reformas son claramente insuficientes. De las 2 mil denuncias de abuso sexual presentadas contra la ONU en todo el mundo en los 12 últimos años, más de 700 ocurrieron en Congo.

El caso de la niña es un ejemplo sombrío de la parte más oscura de las fuerzas de paz de la ONU y de la organización en su conjunto. Quedó huérfana a causa de un conflicto brutal, pero la niña encontró refugio en un campamento protegido por soldados de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas.

Comentarios

Notas Relacionadas