Alistan proyecto para permitir cambio de la identidad de género

 

Infoecos/Colima

Michel Martínez se convirtió en la quinta mujer originaria del estado de Colima que como transexual acudió a la CDMX a concretar el trámite para cambiar su identidad, ya que en la entidad no se puede realizar este trámite.

Como luchadora en defensa de los derechos humanos y contra la discriminación, Michel Martínez ha atraído la atención mediática y aunque reconoció que su lucha ha sido a título personal porque recibió maltrato, burlas y discriminación, consideró que actualmente los transexuales han comenzado a luchar por su reconocimiento e integración a la sociedad.

En este sentido anunció que junto con un grupo de transexuales y abogados han comenzado a generar un proyecto que presentarán a los legisladores locales para que se genere una reforma al Código Civil que permita que puedan cambiar su identidad y contar con documentación oficial que lo acredite.

En entrevista con el director del Ecos de la Costa, Manuel Agustín Trujillo Gutiérrez, mencionó que ya tuvo algunos encuentros con la diputada Juanita Andrés, quien le confirmó que apoyaría entre los integrantes del Congreso que se legisle para que los transexuales no tengan que obtener la documentación oficial que los identifique ante la ley al cambiar del sexo con el que nacieron.

Michel Martínez reconoció que Juanita Andrés y otros diputados los han recibido y se han mostrado sensibles, abiertos al tema y comprenden la situación de discriminación que sufren los transexuales en actividades tan cotidianas como ir a la escuela, acudir a un bar o realizar su trabajo en una fábrica y no poder entrar ni al baño porque otras mujeres se sienten agredidas.

“Se trata de comprender que a un ser humano no lo puedes cambiar y si es su decisión (cambiar de género), así lo va a sostener toda la vida, y es necesario encontrar que la discriminación hacia los transexuales no proviene solo de hombres sino también de otras mujeres”, resaltó.

Como profesionista reconoció que antes de cambiar de identidad había sufrido discriminación, incluso laboral porque aunque está calificada para puestos a los que se ha postulado, cuando revisaban su documentación les generaba ruido que no coincidiera con su aspecto físico, y entonces se daba un rechazo discreto, pues nunca era llamada para el trabajo.

“Es de mucha ayuda que se pueda mencionar mi caso y que otras personas conozcan que se busca lograr este cambio en la ley, para que puedan dejar de sentir el acoso y la marginación que se sufre en la escuela, con los compañeros de trabajo o por parte de las autoridades”, señaló.

Lamentó que hasta hace algunos años ser transexual era sinónimo de vivir oculto y esa clandestinidad orillaba en muchos casos a que el único lugar donde encontraban una fuente de ingreso era como sexoservidoras, donde también recibían maltratos, vejaciones y persecución por parte de la policía.

Comentarios

Notas Relacionadas