Palabras mutiladas en el sismo de México

En medio de la tragedia generada por las consecuencias del sismo en México emergen las apreciaciones sexistas que están ancladas en la cultura enraizada con tradicionales patriarcales que se reproducen especialmente en los medios de comunicación cuando la vida demuestra otra realidad:

“Todos los damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017 serán apoyados por los funcionarios de más alto nivel del país.” (//www.milenio.com/).

“Un total de 305 personas han fallecido hasta el momento, a consecuencia del sismo de 7.1 grados Richter del pasado 19 de septiembre, informó Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación. En Ciudad de México se ha registrado el mayor número de pérdidas humanas, hasta la fecha, 180 muertos; 119 son mujeres y 61 hombres. En segundo lugar se encuentra el Estado de Morelos, con 73 muertes, le siguen Puebla, con 45; Estado de México, con 13; Guerrero, con seis; y Oaxaca con uno.” (https://www.sdpnoticias.com/).

De la cifra total, 28 de ellos son menores de edad. A la lista se agregan los cuatro fallecimientos causados por el sismo del sábado 24 de septiembre.

No se trata solo de las víctimas, también en otras notas que señalan que: “Los funcionarios federales atenderán emergencia en Oaxaca y Chiapas tras sismo, y parte del Gabinete federal, coordinado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien será responsable de atender a la población damnificada por el sismo registrado el pasado jueves, que causó afectaciones especialmente en Oaxaca.”

Y así atiborran a la ciudadanía con noticias y otras coberturas periodísticas radial, televisiva, por internet e impresa que no ofrecen una mirada integral, ni un tratamiento adecuado de lo que ocurre donde hombres y mujeres se encuentran en situación vulnerable y diferenciada.

En el análisis de estas situaciones de catástrofes, hay que acudir a los conceptos que aporta la perspectiva de género como indispensable herramienta para entender y contextualizar la información y contribuir a una mejor orientación a la comunidad.

¿Sólo existen funcionarios varones en la atención a la ciudadanía? ¿Los damnificados son hombres? ¿Las mujeres son visitantes, observadoras, o simplemente no existen?

La información periodística y la oficial también resulta comunicación sexista excluyente, que impide alcanzar datos exactos para analizar las pérdidas y las posibilidades reales de quienes quedaron en desamparo total.

Resulta significativo que solamente en Ciudad México se publicó como víctimas del sismo a más mujeres fallecidas que hombres, mientras que en los otros estados, ni muertas aparecen las mujeres.

El ejercicio periodístico no es neutral, ni objetivo, sin tener en cuenta la perspectiva de género, que está vigente en la legislación mexicana y puede enriquecer el ejercicio profesional para el avance hacia la igualdad y la equidad real de quienes ejercen los poderes públicos.

“La transversalidad de género es la aplicación del principio de igualdad de trato, no discriminación y de oportunidades a las políticas públicas entre las personas que conviven en una sociedad, para garantizar el acceso a todos los recursos en igualdad de condiciones, planificar las políticas públicas teniendo en cuenta las desigualdades existentes, identificar y evaluar los resultados e impactos producidos en el avance de la igualdad real.” (//www.unicef.org/).

El lenguaje es un organismo vivo que refleja la realidad, por tanto requiere de palabras precisas para identificar y cambiar las actitudes.

 

@Letra Clara

*Maestra en Ciencias de la Comunicación

Comentarios

Notas Relacionadas