MicroOpinión

Entre chimpancés, el líder debe garantizar la supervivencia de su manada; cuando no puede hacerlo, otro lo desafía y de ganar el duelo asume el poder. Entre humanos se tiende a evitar la confrontación, por lo que en ocasiones, al fallo del líder el segundo asume el poder a la sobra del primero. Si un humano no está conforme con líder, huye y rara vez se enfrenta. Pero a veces es mejor enfrentarse que huir.

Comentarios

Notas Relacionadas