El Tri cierra el año venciendo por 1-0 a Polonia

 

Apenas corría el minuto 12 y el combinado azteca se mostró superior ante Polonia, que jugaba sin muchas de sus figuras, la más representativa, la de Robert Lewandowski. Javier Aquino se desprendió por la banda y llegó hasta el área donde tuvo una falla que le permitió abrir el marcador a Raúl Jiménez.

Tras la anotación, el resto de los minutos se congelaron, en medio de una temperatura gélida que acompañó al encuentro.

Las Águilas Blancas no fueron esa potencia mundial en el terreno de juego, aunque el equipo dirigido por Osorio pudo mejorar en su línea defensiva ante un rival de poca exigencia.

Durante la segunda mitad, Osorio modificó su estrategia y montó mejores armas al ataque con Oribe e Hirving Lozano, aunque con dificultades pudieron concretar al arco en el Gdansk Arena.

Pasó mucho tiempo para que el público se volviera a emocionar y fue Oribe Peralta –que entró de cambio al medio tiempo por Raúl Jiménez- quien levantó a los espectadores de sus asientos. Primero al 76’, cuando no pudo rematar con dirección un centro de Carlos Vela; dos minutos después, mandó un disparo que se fue apenas desviado del marco polaco.

El resto del partido fue esencialmente controlado por la Selección Mexicana, que paseó constantemente la pelota de un lado a otro, sin dejar oportunidad a sus rivales, suficiente para llevarse un triunfo merecido y cerrar invicta su gira europea.

Comentarios

Notas Relacionadas