Vamos por el nutritivo placer de la lectura

Infoecos/Colima

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) preparó un atractivo programa para su edición 2017, dedicada a Madrid, España, reconocimiento importante para los latinoamericanos por las raíces históricas y por el conflicto ideológico que por estos días enfrentan españoles y catalanes.

Además de la venta de libros de autores premiados por organismos internacionales como Kazuo Ishiguro Premio Nobel de Literatura 2017, de quien no se consiguen sus libros en las librerías de los pequeños estados como Colima, asistir a la famosa feria abre un mercado para surtir la biblioteca personal.

La FIL 2017 jalará a mexicanos y latinos doctorados en las tradicionales y prestigiadas universidades de Madrid y del resto de España, además de los graduados en Barcelona. De seguro encontraremos a colegas y amistades en los pasillos y puestos, quienes nos recordarán sus andanzas por el país europeo.

Entre otros homenajes, se encuentran los reconocimientos al premiado con el galardón a las Lenguas Romances de este año, el escritor francés Emmanuel Carrère, autor de las obras El adversario (2000) y Limónov (2011) entre otras.

Y el premio Sor Juana para la chilena Nora Fernández, creadora de la novela La dimensión desconocida.

También se presentará Alberto Manguel, galardonado con el Premio Formentor de las Letras 2017, él es académico de número de la Academia Argentina de Letras.

Debido a mi contacto semanal desde hace varios lustros con el suplemento impreso Babelia, agregado en El País de cada sábado, esté reportero debe depurar la lista de libros y endeudarse para surtir los textos fundamentales para fortalecer el espíritu de la lectura y recuperar los libros prestados que nunca regresaron.

En primer lugar, el fotolibro del fotógrafo Rubén H. Bermúdez, hombre apreciable y sensible en sus proyectos y militancia contra el racismo español.

En entrevista con el periodista del País, Toño Angulo Daneri, relata cómo fotografió al Milan de Gullit, que le metió cinco goles a la Real Madrid, y en la Eurocopa del 88 no iba con España, “sino con esa Holanda que tenía un tío al que me podía parecer. Tenía mi color, mi pelo, y era fuerte como yo, pero en súper ¿Y en España? Hay veces que en el país en que naces no te reconoce como propio. Cuando te preguntan de dónde eres o de dónde vienes y por qué, por qué, por qué, te están diciendo claramente tú-no- eres -de –aquí”.

Segmento del libro

Balas sobre una piel distinta

Cuando el guardia civil Luis Merino Pérez, acompañado por los entonces menores de edad Javier Quiles Martínez, Felipe Carlos Martín Bravo y Víctor Flores Reviejo, disparó sobre los inmigrantes que pernoctaban en la discoteca abandonada Four Roses y acabó con la vida de Lucrecia Pérez.

Lucrecia Pérez, la joven inmigrante dominicana asesinada el 13 de noviembre de 1992 en el distrito madrileño de Aravaca. Víctima de racismo y xenofobia, fue la primera que se reconoció como tal en España.

Comentarios

Notas Relacionadas