Integrantes de la diversidad sexual, víctimas de violencia y discriminación

 

Infoecos/Colima

En Colima como en otros estados del país, se aplicó un diagnóstico de la atención a personas LGBT promovido por la Fundación Arcoíris y financiado por el Instituto Nacional de Desarrollo Social, que en su momento, cuando se realicen los diagnósticos en cada entidad del país, se entregarán a las autoridades de los distintos niveles de gobierno para subsanar las situaciones detectadas.

Al hacer la presentación de este trabajo, el presidente de Jóvenes en Servicio, Jaime Galván Araiza, destacó que lo más alarmante es el alto índice de discriminación que sufren las personas de la diversidad sexual y más marcadamente los transgénero, en todos los ámbitos de la vida cotidiana, lo que incluye servicios educativos y de salud, inclusión laboral y seguridad.

Afirmó que además de que se violentan sus derechos como personas, los integrantes de la diversidad sexual también son víctimas del odio, pues son violados y asesinados por el simple hecho de ser diferentes, “¿por qué lo mataron? Ah, era una “vestida”. Y encontramos muchos comentarios despectivos de esa clase”, manifestó.

“Encontramos que las mujeres transgénero eran las más discriminadas, pero que no ocurría lo mismo con los hombres gais o los bisexuales, y parece que esto tiene que ver mucho con la apariencia física”, destacó.

Agregó que en el caso de los matrimonios entre personas del mismo sexo, en Manzanillo una pareja de mujeres no pudo registrar a sus hijas y carecían de certeza jurídica, por lo que tuvieron que realizar su registro en la Ciudad de México para poder obtener sus actas de nacimiento.

En perspectiva, el investigador manifestó que en Colima, como en otras entidades, también hace falta aplicar una armonización de los derechos humanos que están garantizados en la Constitución y detalló que aunque se establece en la ley la no discriminación por la orientación sexual de las personas, todavía se da la negación de derechos, la negativa para el acceso a un trabajo digno o el acceso al sistema educativo.

Señaló que también se requiere de manera urgente que el Estado se haga cargo de entregar tratamientos hormonales a las personas transgénero, ya que son muy caros y por la falta de éstos se pone en riesgo su vida, ya que los orillan a utilizar polímeros y aceites dentro de su cuerpo.

Comentarios

Notas Relacionadas