Satisface a Ángel Robles el segundo lugar en el Campeonato de balonmano

Pese a que no se pudo conseguir la medalla de oro que tanto anhelaba, el timonel de la selección Colima de balonmano, Ángel Robles, dijo estar satisfecho por el gran esfuerzo que en la cancha pusieron sus 17 guerreros, en el rectángulo de 40 metros de largo por 20 de ancho.

Konan, con la mente despejada luego de la descarga de adrenalina por la derrota ante Sonora 39-31, dijo “no pude dar ese quinto paso que sigue siendo mi mayor reto, que aun no puedo conquistar; esa tarea aun está inconclusa, y por eso le ofrezco disculpas a la afición que nos dio su apoyo”.

Agregó “nosotros al igual que ustedes queríamos ese título, soñábamos vernos campeones, y aunque el esfuerzo no fue suficiente, créanme que dimos cuanto teníamos; se que vibraron al igual que nosotros, porque somos guerreros que dentro de la cancha, por nuestra playera, nos morimos en la raya”.

Dijo que “por nuestro Colima seguiremos intentándolo, y agradezco a todos los que se desgarraron la garganta y que hicieron de este evento una gran fiesta deportiva, sobre todo al personal del Incode les doy mi agradecimiento infinito. Somos un gran plantel que debemos madurar más si deseamos conseguir ese objetivo, pero confiamos en que muy pronto se hará realidad”.

Tuvo palabras para Fernando Mendoza, por ser un gran aliado del deporte, a Miguel Ángel Contreras, por su amor y perseverancia dentro del handball y por no soltar el timón, y a su esposa Karina Elizabeth Ramírez Murguía, por su eterna ayuda.

“Somos segundo lugar nacional con mucho orgullo, y esta medalla no me la quito, más bien la voy a disfrutar”, culminó.

 

Comentarios

Notas Relacionadas