Solicita licencia Alcalde de Jalisco; dice que le quedó grande el cargo

Guadalajara, Jalisco

El pleno del ayuntamiento avaló el retiro del Edil y nombró como alcalde interino a Francisco Mendoza Moncayo, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El pasado martes, Ruvalcaba Muñoz convocó a rueda de prensa para acusar que el cabildo no le permitía ejecutar su mandato. Señaló que había recibido amenazas e incluso un ofrecimiento económico para dejar la alcaldía por parte de los diputados locales del PRI, Hugo Contreras y Jorge Arana Arana. Además, señaló, “en lo personal nos ha quedado grande la administración”.

Durante su campaña política fue respaldado por su patrón, dueño de la Plaza de Toros, Ramón Sierra Garza, quien por tener antecedentes penales no podía ser candidato.

La administración de Ruvalcaba Muñoz comenzó el 1 de octubre de 2015 y, desde el inicio, Sierra Cabrera, secretario general municipal, despachaba como presidente municipal, encabezaba las sesiones de cabildo y se presentaba a las reuniones interinstitucionales como “alcalde legítimamente reconocido”.

El 19 de diciembre de 2016, Rodolfo Ruvalcaba intentó suicidarse en un puente que se encuentra en el crucero que lleva de Villa Corona a Acatlán, presuntamente porque estaba siendo amenazado por grupos del crimen organizado. La acción fue impedida por policías municipales.

Nueve días después, elementos de la Fuerza Única de Jalisco tomaron el control de la seguridad en el municipio, ubicado a 50 kilómetros de Guadalajara, debido a que Sierra Garza se erigió como autoridad y expulsó a Ruvalcaba Muñoz.

En enero pasado Rodolfo Ruvalcaba Muñoz retomó el control del Ayuntamiento municipal y se giró una orden de aprehensión en contra de Ramón Sierra —todavía secretario general del ayuntamiento—, por la presunción de los delitos de abuso de autoridad, usurpación de funciones y delitos cometidos en el área de la función pública. Actualmente el implicado se encuentra prófugo de la justicia.

 

Comentarios

Notas Relacionadas