Cuestión de enfoque: ¡Mejor prevenir que lamentar!

La veracidad de los materiales de construcción: hormigón, ladrillos y piedra, se mantendrán en todos los edificios construidos o que se construirán. Le Corbusier.

El martes de esta semana el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), instruyó al Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) “buscar y dar a conocer el procedimiento o protocolo para solicitar la realización de un dictamen u opinión técnica” de un inmueble afectado por un fenómeno natural.

La instrucción fue dictada luego de que un particular solicitó al Cenapred dicha información, a lo que la dependencia respondió, a través de la Subdirección de Riesgos Estructurales y Vulnerabilidad, que no cuenta con ningún procedimiento para la solicitud de la realización de dictámenes técnicos.

En un comunicado, el Cenapred aseguró no tener atribuciones para emitir dictámenes de seguridad estructural, por lo que las inspecciones de sus especialistas son sólo informativas, una “opinión técnica, sin validez legal”.

Precisó que corresponde a las autoridades locales realizar las evaluaciones, procesar la información y emitir los dictámenes de seguridad estructural.

Por lo anterior, el comisionado presidente del INAI, Francisco Acuña, dijo que si bien las evaluaciones del Centro pueden no tener validez oficial, sí se ajustan al procedimiento establecido por el Instituto para la Seguridad de las Construcciones en la Ciudad de México, por ello ordenó la búsqueda de la información en sus unidades administrativas competentes, y la entrega al particular.

¡Interesante lo que nos narra esta nota informativa, indudablemente! ¡Sobre todo porque si caminamos por la zona centro de la capital del estado, nos encontraremos con una importante cantidad de construcciones con marcado daño estructural! ¡Y aquí habría que preguntarse qué instancia y de qué ámbito de competencia, tiene las atribuciones para determinar si procede o no la demolición de tan peligrosas edificaciones, antes, mucho antes, de que se produzca una tragedia! ¡Considero que es mucho mejor prevenir que lamentar! Cuestión de enfoque.

 

A MANERA DE COLOFÓN

El alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, lamentó que el empresario que acudió para solicitar apoyo para la instalación de una maquiladora, haya quedado mal y no haya seguido con el trámite, pues refirió: “Nos vendió una falsa ilusión”. Reiteró que les vendieron una ilusión, es por eso que “la dimos a conocer, sin embargo, ni siquiera han hecho el trámite de cambio de uso de suelo y ni siquiera han venido a completar ese requisito, entonces se nos ha hecho muy extraño su comportamiento”. ¿Es decir, entonces ‘chamaquearon’ al hiperactivo alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez? ¡De ser así, qué lamentable! ¡No es posible que se juegue con las ilusiones de un municipio que carece de fuentes de empleo y cuya población, en su mayoría, tiene que ‘salir’ a la zona metropolitana Colima-Villa de Álvarez a ‘emplearse’ para sobrevivir, económicamente, hablando!…

 

elisacolima63@yahoo.com.mx

Comentarios

Notas Relacionadas