De frente y de perfil: Coordinadores de campaña

Solamente ocurrió el anuncio de que Aurelio Nuño Mayer se integra como coordinador de la campaña presidencial de José Antonio Meade Kuribreña, para que las especulaciones se pusieran a la orden del día.

La posición de coordinador de campaña es de suma importancia, especialmente en aquellos partidos que guardan alguna posibilidad de triunfo y más cuando se trata del partido en el poder y hasta eventualmente se le considera un candidato sustituto.

Para integrarse a la campaña del candidato del PRI y algunos de sus aliados (se confirmará en los próximos días cuáles de ellos), Nuño Mayer hubo de renunciar a la Secretaría de Educación Pública, cargo desde el que aspiró a convertirse en candidato presidencial.

Nuño Mayer siguió el tradicional ritual priista, donde el coordinador de campaña suele ser o uno de los aspirantes sembrados o uno de los personajes cercanos al candidato en cuestión.

En el caso de Aurelio, reunió las dos condicionantes, aunque se considera que nunca fue un verdadero aspirante presidencial, ya que solamente fue usado como relleno y como tal se le ubicó en una final, en la que verdaderamente estuvieron el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (aunque desechado con mucha antelación), y quien resultó ganador y cuyo nombre fue ventilado con mucha antelación (desde el momento mismo en que se cambiaron los requisitos para ser candidato presidencial), José Antonio Meade Kuribreña.

Nuño Mayer tampoco fue considerado como prospecto para la candidatura al Gobierno de la CDMX, como anunciara el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, cuando develó los nombres de Nuño Mayer, José Ramón Narro y Enrique de la Madrid.

Y es que a Nuño siempre lo han querido situar en posiciones partidistas, ya que antes de ello, su nombre fue mencionado para relevar a César Camacho como dirigente nacional del partido, pero la gran inconformidad de dirigentes y militantes provocó que llegara Manlio Fabio Beltrones y se decidiera que Aurelio sustituyera a Emilio Chuayffet Chemor en la Secretaría de Educación Pública.

Aurelio ha sido desde el inicio del régimen uno de los consentidos del Ejecutivo federal, y ha sido protegido y respaldado por el grupo que encabeza Luis Videgaray Caso y en el que se insertan el propio Meade Kuribreña, el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, Mikel Arriola, Carlos Treviño y Ernesto Cordero, entre otros.

De Nuño Mayer siempre se estableció el amplio poder con que contaba en Los Pinos, por su cercanía con el Ejecutivo federal y la intentona por darle un espacio político adecuado para su crecimiento.

La ocasión se presentó en la SEP, donde Emilio Chuayffet se encontraba sumamente desgastado y había que darle salida, principalmente para que el nuevo titular pudiese implementar la Reforma Educativa.

El escenario era maravilloso para el lucimiento del joven político y Aurelio se consolidó, logrando apaciguar a la rebelde Sección 22 de Oaxaca, controlar los brotes de inconformidad con algunas medidas contenidas en la reforma.

Dentro de la burbuja cercana a Videgaray y Meade, Aurelio es de los menos polémicos, y aunque se le desconocen sus atributos para coordinar una campaña presidencial, se considera que podrá con el paquete, sobre todo porque cuenta con el asesoramiento del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, quien ya coordinó una, que, además, fue triunfadora.

La posición de coordinador de campaña presidencial siempre ha sido de las más disputadas, porque se sitúa por encima de la propia dirigencia nacional del partido.

A lo largo de los más recientes procesos electorales presidenciales, los coordinadores de campaña ganadoras siempre han gozado de excelentes cargos en la siguiente administración, y algunos hasta han disputado la candidatura presidencial de su partido y otros más lo han conseguido.

Para no irnos tan atrás en el tiempo, recordamos que Manuel Bartlett Díaz coordinó la campaña presidencial de Miguel de la Madrid y a cambio de ello fue designado secretario de Gobernación y desde ahí compitió como aspirante presidencial de su partido.

Luis Donaldo Colosio fue el siguiente coordinador de una campaña presidencial ganadora, la de Carlos Salinas de Gortari, y después fue elegido dirigente nacional del PRI y secretario de Desarrollo Social, de donde saltó a la candidatura presidencial.

El siguiente en la lista fue Ernesto Zedillo Ponce de León, coordinador de la campaña presidencial de Colosio y a su muerte se convirtió en el candidato y Presidente de México. Esteban Moctezuma fue el coordinador de esa campaña presidencial y logró ser un fallido secretario de Gobernación por siete meses, para convertirse más adelante en senador y secretario de Desarrollo Social, y por su bajo nivel nunca alcanzó el grado de competidor presidencial.

José Luis González era el coordinador de la campaña presidencial de Vicente Fox Quesada y lamentablemente falleció en un accidente de tránsito cuando ya había sido relegado por el presidente Fox.

Josefina Vázquez Mota fue la coordinadora de la campaña presidencial de Felipe Calderón Hinojosa y al triunfo de éste ubicada, primero, como titular de la SEP y, después, diputada federal y coordinadora de su bancada, hasta que se convirtió en candidata presidencial del PAN.

Luis Videgaray fue el coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto y al iniciar el sexenio se le situó como el poderoso secretario de Hacienda, de donde pasó a ser el titular de la SER y ser el hombre poderoso del sexenio que no alcanzó la candidatura por sus propios errores, pero que sí le alcanzó para situar al candidato de su partido (PRI).

Habrá que esperar para conocer el futuro de Nuño, si es que gana su candidato y si de ahí puede saltar a la candidatura de su partido en seis años.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Comentarios

Notas Relacionadas