Sociedad del conocimiento: El advenimiento

Desde el domingo pasado, según la liturgia católica, inició el advenimiento, incluso dentro de las redes sociales se dio demasiada difusión, mas para muchos todavía al día de hoy no queda claro qué es el advenimiento.

El origen etimológico del término es latino, se encuentra conformado por el prefijo “ad” equivalente “hacia”; el verbo “venire”, que puede traducirse como “venir”, así como el sufijo “-miento” que se usa para expresar el fin de una acción concreta. Otros diccionarios precisan que advenimiento es un concepto vinculado al verbo advenir, del latín advenir, que refiere a la acción de llegar, suceder, venir o sobrevenir.

La fuente consultada, comparte ejemplos: “Los fieles esperan el advenimiento del Mesías desde hace tiempo”; “Un pastor norteamericano anunció el advenimiento de Cristo para fin de mes”; “el advenimiento de la estrella de Hollywood al país congregó a miles de personas en el aeropuerto”.

El término ha sido usado durante mucho tiempo, lo mismo para adjudicarlo a monarcas, que a sumos pontífices o a Jesucristo. En referencia a Jesús, desde el punto de vista cristiano, se habla de su segunda venida para consumar la justicia. No olvidemos que Cristo murió en el madero y ascendió al cielo, por lo tanto, sus seguidores esperan su regreso para juzgar a vivos y muertos y establecer el reinado de Dios.

Inclusive, dentro de los grupos religiosos, existe una iglesia que se denomina “Iglesia Advenimiento del Séptimo Día” o de “Los tres Ángeles”, la mencionada organización religiosa con sede en Dallas (Texas) que predica la palabra de Dios y apuesta sobre la segundad venida de Cristo.

La iglesia católica, a través de diversos medios, destacó desde la semana pasada el primer domingo de adviento (3 de diciembre), habla de la Virgen María como la Virgen del Adviento, porque llevó en su vientre al Mesías. Han remarcado que el adviento debe empezar desde tu corazón, desde lo que traes para no entregarte al Salvador.

El adviento son todos los domingos anteriores a la Navidad, inicia el domingo más próximo al 30 de noviembre, en este caso fue el domingo pasado, y termina el 24 de diciembre. El color usado durante misas es el morado. En los primeros dos domingos se medita sobre la llegada del señor al final de los tiempos. El tercer domingo es el domingo de gaudete y se medita sobre el nacimiento de Jesús.

 

CINCO EVENTOS CELESTES DURANTE ESTE DICIEMBRE

Si el 24 de noviembre pasado tuvimos la oportunidad de apreciar la luna más grande durante los últimos 64 años, este mes el cuerpo celeste nos regalará bondades dignas de admirar, empezando porque este pasado 3 de diciembre contamos con una súper luna llena, quienes pudieron apreciarla la vieron un 14 % más grande y un 30 % más brillante.

Entre los días 13 y 14 de diciembre tendremos una Gemínidas (lluvia de estrellas de actividad intensa), se podría apreciar 12 meteoros por hora. El 18 de diciembre, luna nueva. El 21 (solsticio de invierno), momento en que la tierra está en su punto más lejano de la órbita del astro rey.

El 21 y 22 de diciembre, Úrsidas, (otra lluvia de estrella, de baja intensidad) produce entre cinco y 10 meteoros por hora; es producto de los restos del cometa Tuttle. Este tipo de información fue ampliamente compartida en la mayoría de los medios de comunicación.

Para despedirme. Los sacerdotes enfatizan durante la liturgia, construir en estos días de advenimiento un compromiso para amar a Dios como debe ser, un propósito a cumplir a Jesús, ponerlo a Él por delante. El advenimiento, es una palabra que en el pasado era empleada para referirse a un hecho concreto, es decir, se empleaba para hacer referencia a un acontecimiento de relevancia e importancia que tenía lugar. El advenimiento debe ser una fecha para que nos preocupemos por limpiar, decorar nuestra forma de pensar, actuar, sacando odios, pasiones, envidias, resentimientos y egoísmos, todo aquello que nos impida ser y ser a otros.

Comentarios

Notas Relacionadas