Calais, el reportaje de Carrère

Infoecos/Colima

El premio Lenguas Romances fue otorgado por la Feria Internacional del Libro (FIL) hace unos días al francés Emmanuel Carrère, escritor periodista, guionista, crítico y cineasta.

Al difundir en los primeros días de noviembre al ganador del premio, los organizadores compartieron la primera reacción del homenajeado: “Para el escritor francés, la novela y la creación periodística son similares; además, lamentó la situación de amenazas de muerte contra periodistas en México, y se dijo admirado de que, a pesar de ello, continúen con su trabajo”.

Además del prestigio de la FIL, la trayectoria amplia del galardonado atrajo periodistas a la rueda de prensa y a la tradicional conferencia del ganador con mil jóvenes, y en su momento a la ceremonia de premiación; según la distribuidora de los libros del francés, la comercialización no fue abundante por el alto precio de las novelas.

Con suerte para los periodistas, la empresa avisó el pasado 4 de octubre:

Calais es el título del nuevo libro de Emmanuel Carrère. El autor de El adversario, Una novela rusa, De vidas ajenas, Limónov y El Reino, regresa con esta obra, publicada por Anagrama en la colección Nuevos cuadernos, que llegará a las librerías el 11 de octubre.

Un reportaje en el cual el autor cita la carta firmada según el periodista con un seudónimo: “No, ¡usted no! Esta tarde era Laurent Cantet, la semana pasada Michael Haneke, también se ha visto por aquí a Charlie Winston, así que no, señor Carrère, ¡usted no! Es lo que decimos aquí: estamos hartos de los famosillos, perdone la expresión, que vienen a hacer el agosto a Calais y nos toman a los que estamos encerrados entre sus murallas por ratas de laboratorio. ¿Qué viene a hacer aquí usted? ¿Quince días entre El Reino y su próxima obra para dormir en el Meurice, escribir unas cuantas páginas en la revista XXI y contar su versión sobre nuestra ciudad? Ya ve usted que digo «nuestra ciudad» como si me sintiera ya calesiense. ¿Sabe usted, señor Carrère, que en los tres años que llevo en este agujero no he recibido menos de una petición por semana por parte de gente del exterior que, como usted, quería escribir, grabar, contar desde un micrófono lo que habían visto, creyendo que lo haría mejor que los demás, quizá queriendo saciar seguramente la imperiosa necesidad del Comentario Personal? Calais se ha convertido en un zoo y yo en una de sus guardianas. Ya me conozco el circuito, así que me pregunto: ¿en qué trampas caerá usted?” Y así ocho páginas, más tristes que crueles, muy bien escritas y firmadas por un nombre que tiene pinta de seudónimo: Marguerite Bonnefille.

La reportera existe y trabaja para el periódico La Voix du Nord, ella expone la cruel presencia de los llamados ‘enviados especiales’ con gastos pagados, los extraños para los lugareños a donde se va a reportear. Listos jóvenes reporteros no se dejen apantallar por los premiados.

Comentarios

Notas Relacionadas