Sociedad Líquida: El pago de impuestos

Hace un par de años, cuando un servidor todavía laboraba en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), nos tocó recibir a varios miembros del magisterio colimense que se encontraban bastante molestos debido a que ese año “tenían” que presentar su declaración de Impuesto Sobre la Renta (ISR), cuando en años anteriores no habían tenido esa molestia.

Los amigos no me dejarán mentir sobre la premisa jurídica consistente en que “el desconocimiento de la ley no te exime de su cumplimiento”, lo que parece aplicó en esa ocasión, ya que cuando se les explicaba a los profesores que la ley de ISR llevaba años incluyendo la obligatoriedad de presentar la declaración anual en caso de percibir ingresos mayores a cierta cantidad anual (hoy 400 mil pesos, antes 300 mil pesos), así como si trabajaban para dos o más retenedores (el caso de varios de ellos); ellos aludían que “nunca se les había avisado por parte de su patrón y/o sindicato.

El año pasado, se presentó nuevamente una disconformidad en el mismo sentido, por lo que las explicaciones que dio la institución fueron iguales. En estos días, un debate similar se ha avivado en el caso de la retención por ISR realizada a los miembros de este gremio por concepto de una parte de su aguinaldo. Cabe mencionar que dicha situación ya fue aclarada por el titular de la Secretaría de Administración y Gestión Pública del gobierno estatal, Kristian Meiners Tovar, quien mencionó que se corregiría.

Sin embargo, como es costumbre en estos temas, se ha aprovechado para polemizarlo por el líder sindical Martín Flores Castañeda, quien, en un intento de llevar agua a su molino, sugirió que el error podría ser extensivo al resto de burócratas estatales, lo cual también ya fue desmentido por Meiners.

Esta situación me lleva a plantear las siguientes preguntas a manera de reflexión. ¿No deberían ser muestra los maestros, quienes, entre sus muchas e importantes tareas, tienen la función de transmitir la importancia de cumplir con las obligaciones cívicas a los estudiantes y futuros ciudadanos? ¿No deberían predicar con el ejemplo? En el caso de la polémica sobre el tema, ¿qué no debería un líder sindical asesorarse legalmente sobre la cuestión?

Lamentablemente no abona mucho a la situación lo que ocurre con algunas plumas, que confunden la magnesia con la gimnasia. Cuando no se tienen claros los conceptos, es sencillo ponernos nuestro disfraz de pueblo bueno y asegurar que tal situación es parte de una estrategia de incremento de impuestos por parte del gobierno federal, lo cual también es falso, la ley siempre ha estado, que no se aplicara es otro asunto. Tan falso, por cierto, como decir que el incremento en los precios de las gasolinas que se tuvo este año es debido a la reforma energética, ya que el retiro del subsidio a estos combustibles es un tema fiscal y no energético, pero esto es otro tema.

Dado lo anterior, seguramente en abril de 2018 leeremos nuevamente las protestas de nuestros maestros de tener que presentar su declaración anual de impuestos 2017, así como del importe a cargo que tengan algunos de ellos. Al tiempo.

Mi twitter @enricrux

Mi blog https://cognozblog.wordpress.com

Comentarios

Notas Relacionadas