Separatistas catalanes piden salir de prisión

Dos legisladores elegidos en las recientes elecciones catalanas y un activista acudieron el jueves a una corte española para pedir que se ponga fin a su encarcelamiento, decretado por su participación en las iniciativas independentistas en la comunidad autónoma española.

Jordi Sánchez, miembro del grupo civil Assamblea Nacional Catalana, y el exconsejero de Interior Joaquim Forn, que obtuvieron escaños para partidos independentistas en los comicios del 21 de diciembre, comparecían el jueves ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. También comparecía el activista Jordi Cuixart.

Forn es uno de los antiguos miembros del gobierno catalán que quedaron en prisión preventiva mientras se les investiga por rebelión, después de que una declaración de independencia en el parlamento catalán el 27 de octubre. Eso llevó al gobierno español en Madrid a disolver el parlamento regional, destituir al gobierno autonómico y convocar elecciones.

Sánchez y Cuixart habían sido encarcelados antes bajo cargos preliminares de sedición en relación a los preparativos para un referendo ilegal de independencia el 1 de octubre.

Más tarde el jueves, Carme Forcadell, una destacada activista del movimiento independentista catalán, anunció que no buscará la reelección como presidenta del parlamento regional cuando se reúna la cámara el 17 de enero.

Forcadell, investigada por rebelión por su participación en la campaña secesionista, dijo que era el momento de que otra persona ocupara el cargo. El puesto es importante porque el presidente de la cámara puede decidir qué temas se votan y se debaten.

Forcadell fue reelegida como parlamentaria del partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (Izquierda Republicana de Cataluña) en las elecciones de diciembre.

La expresidenta de la cámara había dirigido antes el grupo de bases Assamblea Nacional Catalana.

 

Comentarios

Notas Relacionadas