Al menos 38 muertos en un doble ataque suicida en Bagdad

Al menos 38 personas murieron el lunes después de que dos personas se inmolaran en plena hora punta en un bullicioso mercado callejero en el centro de Bagdad, según funcionarios iraquíes.

Otras 105 personas resultaron heridas en la Plaza Tayran, que suele estar abarrotada de jornaleros en busca de trabajo, según policías y fuentes sanitarias. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a la prensa.

Reportes previos de portavoces de los Ministerios de Salud e Interior informaban de 26 muertos y al menos 16 muertos, respectivamente, así como docenas de heridos.

Varias ambulancias acudieron al lugar mientras las fuerzas de Seguridad acordonaban la zona con cinta amarilla. Sobre el pavimento ensangrentado se veían zapatillas abandonadas, y equipos de limpieza se apresuraban a retirar los escombros. Imágenes compartidas en medios sociales mostraban cuerpos sin vida y miembros arrancados.

En un primer momento ningún grupo reclamó la autoría del ataque, similar a otros del grupo extremista Estado Islámico, que ha reivindicado atentados de esta clase en el pasado.

Las dos explosiones conmocionaron a los vecinos porque los ataques de gran escala han disminuido de forma considerable en Bagdad y otras partes del país desde que las fuerzas de seguridad iraquíes retomaron casi todo el territorio que llegó a controlar el grupo EI.

Autoridades iraquíes y estadounidenses han advertido que la milicia radical continuaría con sus atentados de estilo insurgente, incluso después de que el Ejército iraquí y la coalición que lidera Estados Unidos lograran expulsar al grupo EI del territorio iraquí.

El precio de la victoria es casi incalculable, ya que los tres años de guerra contra el grupo EI devastaron buena parte del norte y el oeste de Irak –aproximadamente un tercio del país–, donde tenían la mayor parte de su territorio los milicianos.

Comentarios

Notas Relacionadas