Baúles: La fiebre de “independientes” en Colima

El órgano electoral de Colima, el del ámbito estatal, ayer dio banderazo para que, a partir de hoy 18, quienes tengan aspiraciones a cargos de elección local, comiencen a juntar las firmas ciudadanas que les avalen para registrarse, en el plazo considerado por la ley electoral, como contendientes formales al enfrentamiento que conducirá a las urnas del 1 de julio.

Este fenómeno de “independientes” en Colima es interesante, habida cuenta de que se había considerado que esta vía poco o nada ofrecía, considerando los resultados que en la historia electoral reciente no fueron muy halagüeños, de no ser por las figuras de Kumamoto, El Bronco y Maquío, que se estrenaron de esa manera hace más de dos años; pero de ahí en adelante, el pasado proceso del 4 de junio del año 2017, en el que se jugaron gubernaturas, ayuntamientos y algunos congresos locales, los llamados “candidatos independientes” no alcanzaron siquiera un porcentaje del 4 % de los votantes.

En Colima, pues, pasamos del simulacro del 2015, con algunos aspirantes “independientes”, al registro de nuevos aspirantes para el venidero 1 de julio. Ya cuentan con su permiso, y para juntar firmas tienen agenda apretada inferior al mes.

Veremos de todo en este proceso novedoso: desde quienes pertenecen a organismos ciudadanos nacionales, hasta exmilitantes de partidos políticos que ya no son compatibles con sus aspiraciones personales. Veremos.

 

DEL BAÚL DE LOS RECUERDOS

JÜNGER. En 1985, cuando el escritor alemán cumplió 90 años, su homólogo francés Julien Hervier le hizo una entrevista en su casa de campo Wilflingen, durante un invierno con temperatura ambiente de 20 grados bajo cero. Una de las preguntas clave se refirió a la trascendencia de su obra. Jünger respondió: “sabe usted, mis manuscritos se conservan en un banco, en Riedligen. No hace mucho tiempo, el director del banco me dijo que estaban en absoluta seguridad, al abrigo de las bombas atómicas. Entonces pensé que quizá un día ya no habría hombres y mis escritos subsistirían en el fondo de su abrigo antiatómico, incluso si no he depositado allí nada que esté fuera del tiempo. Pero, sin embargo, este es mi principio: debe haber en el escrito un elemento intemporal. Toda obra acaba por perecer, incluso Homero desaparecerá. Como decían los griegos, el universo desaparece periódicamente en las llamas para poder renovarse”. Este texto lo extraigo de un documento de mi autoría, que presenté en el homenaje que se le hizo al autor alemán, en 1998, en el Archivo Histórico de Colima, donde tuve el honor de participar con Alfredo Montaño Hurtado, Carlos R. Vargas Morales, Rogelio de la Mora V. y Octavio Romero.

ANAYA, HOY EN COLIMA. Hoy estará en Colima Ricardo Anaya. Entre panistas habrá rostros de todos los sabores y colores: alegres, enojados, escépticos. Hace días Meade pasó por aquí sin pena ni gloria; se verá si Anaya supera ese obstáculo.

Comentarios

Notas Relacionadas