No hay impedimento para que Rafael Mendoza sea candidato

Infoecos/Colima

Aunque existe un juicio político en su contra, Rafael Mendoza Godínez, alcalde de Cuauhtémoc con licencia, no está impedido legalmente a participar en el proceso interno de su partido para obtener una candidatura, confirmó el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Bernardo Salazar Santana.

Explicó que la situación legal del alcalde se mantiene en los mismos términos legales que al iniciar la solicitud de juicio político en su contra, porque inició dos procesos de amparo y ninguno de ellos ha causado “estado” por lo que no está, ni electoral ni políticamente impedido, por efecto de los procedimientos iniciados, para ser postulado a una candidatura política.

Agregó que si bien el asunto no es caso cerrado, porque la resolución que se emitió en el Juicio de Amparo no ha causado estado y todavía puede ser impugnada, por otro lado la controversia constitucional ni siquiera se ha resuelto en la Corte.

Detalló que el juez de Distrito atendió las manifestaciones que hicieron las autoridades responsables, en este caso el STJE, donde se establece que el asunto se trata de un juicio político donde por disposición del artículo 63 de la Ley de Amparo, resulta improcedente otorgar el amparo.

“Esos fueron los argumentos que precisamente reconoció el juez de Distrito, que precisamente se trata de un juicio donde el STJE actúa como autoridad política y no como autoridad jurisdiccional, que es un juicio especial y que no admite un juicio de protección de Derechos Humanos”, externó.

El presidente del STJE resaltó que este caso específico no involucraba la afectación a derechos subjetivos públicos que tienen los individuos en su calidad de personas, sino que es un juicio seguido en contra de una autoridad en términos de las responsabilidades políticas que tienen los servidores públicos.

Por ello, indicó el magistrado, resultaba improcedente el juicio de amparo y por eso se dio por sobreseído el juicio, pero el proceso aún está vigente porque falta que cause estado o ejecutoria esa resolución, y debe ser en el transcurso de 10 días a partir de que la resolución le fue notificada a Rafael Mendoza.

Indicó que también es importante, que se le notifique como tercer interesado al propio Ayuntamiento de Cuauhtémoc y si las partes no presentan ninguna inconformidad, el juicio quedará “ejecutoriado”, es decir, con la resolución en firme, a menos que alguno presente un recurso de revisión.

Recordó que al mismo tiempo el Ayuntamiento también promovió una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que también decretó una suspensión provisional en el sentido de que se siguiera el juicio y que una vez que estuviera en estado de resolución, como es el caso, no se emitiera la sentencia correspondiente.

Añadió que incluso en el caso de la suspensión que otorgó la Corte, el STJE puede emitir la resolución pero no puede ejecutarla, entonces no tiene caso hacerlo si no hay la certeza de que se va a ejecutar la sanción, y además por parte del juicio de amparo se impedía al STJE emitir una resolución.

Comentarios

Notas Relacionadas