Dos años de Nacho Peralta

Con resultados y con mucho esfuerzo es como se ha logrado avanzar y resolver muchos temas en favor de la gente, es así como sectores de la sociedad califican los dos años de la administración estatal encabezada por Ignacio Peralta Sánchez, que el 11 de febrero cumplió dos años de haber iniciado, lapso en el que se logró resolver una problemática compleja en la que había caído el Gobierno estatal; ahora se vislumbra a una administración pública que proyecta mayor certeza para la población colimense.

Cierto es que en estos dos años como gobernador, Nacho Peralta ha estado metido en el trabajo de reordenamiento de una administración estatal que estaba a punto del colapso, pero gracias a su capacidad como economista, el Gobierno del Estado logró recuperarse de la difícil situación en la que había caído.

Algo trascendente para el estado de Colima -en estos dos años- fue el restablecimiento del estatus financiero, gracias al pago de algunos adeudos históricos, o lo que es lo mismo, se puso a mano con algunos sectores de la población en los que había retraso en la radicación de recursos; así como recuperar su situación crediticia con las instituciones bancarias, al ponerse al corriente en los pagos de algunos préstamos y la renegociación de los mismos.

En este sentido, el Gobernador hace unos días puntualizó que han sido dos años de intenso trabajo en un contexto de desequilibrios estructurales en materia de finanzas, con soluciones que se han abordado con honestidad y transparencia, lo cual ha permitido mejorar la calificación crediticia del Gobierno estatal ante las instituciones financieras, por ende, hacer nuevos planteamientos y conformar nuevas perspectivas para abordar los viejos y nuevos problemas de los colimenses.

Los resultados que se han obtenido hasta el momento en la administración, permitirán al gobierno de Nacho Peralta iniciar un 2018 con una cimentación más sólida para darle respuesta a la demanda ciudadana y solucionar la problemática que hay en su entorno.

El 2018 será un año electoral en donde el Gobernador tendrá que estar al pendiente de que el proceso electoral se lleve a cabo con base a la ley y que se respete el marco normativo, pero -como él lo dijo- sin que se detenga la buena marcha de la administración y que no se confunda la gimnasia con la magnesia.

Como lo precisó el propio Gobernador, aunque sea año electoral, los programas, las obras y los beneficios seguirán, y sobre todo el trabajo en equipo, anteponiendo los principios de legalidad, porque claro está y se debe entender que el gobierno no puede detener su marcha y menos que la ciudadanía deje de recibir los apoyos de las instituciones gubernamentales.

Consciente el gobernador del papel que juega la ciudadanía en el engranaje del gobierno, al cumplirse dos años de la administración, agradeció “a toda la población, a los empresarios, maestros, amas de casa, profesionistas, niños, jóvenes, adultos, a todos los que todos los días nos levantamos con el buen propósito de salir adelante, de construir un mejor Colima, de aportar y que esto sea el resultado colectivo de lo que queremos todos los colimenses”.

Comentarios

Notas Relacionadas