Hablemos Derecho: Ley para regular la convivencia civil en el estado de Colima y sus municipios

Ha trascendido en estos días la aprobación por parte del Congreso del Estado de Colima de la iniciativa de ley presentada por los integrantes del grupo parlamentario Nuestro Compromiso por Colima, impulsada por el diputado Nicolás Contreras Cortés, para regular la convivencia civil entre los habitantes de Colima.

Dicha ley, según ha dado a conocer el legislador en diversas entrevistas en medios de comunicación, surgió como una respuesta a las múltiples inquietudes que le fueron vertidas por habitantes de nuestro municipio en los recorridos realizados durante estos años en el distrito que representa.

Pero ¿qué pretende esta ley? Acorde a su artículo 1, la Ley para Regular la Convivencia Civil en el Estado de Colima y sus Municipios tiene cinco objetivos, siendo: 1. Establecer las reglas mínimas de comportamiento cívico de la población en la entidad; 2. Fomentar el respeto a las y entre las personas, así como al patrimonio público y privado; 3. Promover una cultura de legalidad, en la que prevalezca la difusión adecuada del orden normativo, los derechos y obligaciones de las personas y los ciudadanos y los servidores públicos, así como el enriquecimiento de valores y principios colectivos; 4. Procurar e impulsar la convivencia armónica de la población; y 5. Determinar las acciones para su debido cumplimiento.

Es decir que la nueva ley aprobada por los integrantes de la LVIII Legislatura, unifica las conductas para una sana convivencia que se encontraban dispersas en los bandos de policía y buen gobierno de los municipios, a la vez que dota a dichos entes de mayores facultades y mecanismos para vigilar y hacer cumplir dichas disposiciones.

Otra parte interesante del proyecto consiste en el establecimiento de la obligación de promover la difusión y respeto de los valores y principios cívicos, éticos y morales como parte de la cultura cívica, a través de campañas de información sobre sus objetivos y alcances, así como los programas correspondientes a cargo del Gobierno del Estado y los municipios, con ello se busca no solo corregir las malas conductas actuales, sino restablecer la cultura del respeto a nuestros semejantes para lograr una sana convivencia.

Respecto a las infracciones que contempla esta ley, se dividen en cuatro grupos: 1. Infracciones contra la dignidad de las personas; 2. Infracciones contra la tranquilidad de las personas; 3. Infracciones contra la seguridad ciudadana, y 4. Infracciones contra el entorno urbano.

Es importante señalar que son sujetos a esta ley todos los habitantes del estado de Colima desde los 14 años de edad, y si bien esta ley les da un trato diferente a los menores de edad, no por ello deja de ser exigible para que también ellos se apeguen a esta norma.

Con el establecimiento obligatorio de la figura del Juzgado Cívico, se logra un mejor procedimiento, al contar con una autoridad debidamente calificada para determinar si se cometió una infracción administrativa, y en caso afirmativo, establecer la sanción correspondiente, previo desahogo de un debido proceso.

Los juzgados cívicos deberán contar no solo con el Juez, sino con un secretario y un médico, así como personal de seguridad.

Esta ley ha sido bien recibida por la ciudadanía dejando claro que cuando se escucha la voz del pueblo, éste responde a la altura.

 

POST SCRIPTUM

Sorprendió en gran manera la publicación en redes sociales de un distinguido amigo que próximamente unirá su vida con la mujer que ama. Muchas felicidades y mis mejores deseos en esta nueva etapa que emprenden MAT y AMG.

Espero sus comentarios a través de mi Facebook: Hablemos Derecho Colima, en mi cuenta de Twitter: @cintegral0410, en el correo electrónico: c.integral_0410@hotmail.com, y en mi blog: http://alexcolima.blogspot.mx/, donde con gusto espero sus visitas para que ¡HABLEMOS DERECHO!

Comentarios

Notas Relacionadas