A media semana: La desairada candidatura

Después del desaire de José Manuel Romero Coello por encabezar la candidatura del PRI a la alcaldía capitalina, parece que la novela finalmente llegó a su último capítulo con la nominación de Walter Alejandro Oldenbourg Ochoa; sin duda más que valiente la decisión del dirigente de la Canaco, quien se sacó la rifa del tigre sin comprar boleto, pues sabe que las tiene todas en contra, primero, enfrente tiene un posicionado Héctor Insúa García, quien buscará la reelección con altas posibilidades de triunfo, por si fuera poco, se le atraviesa el popular Roberto Chapula, el cual, quieran o no, llevará a su causa bastantes votos tricolores, pero lo más importante es que hubo mucho tiempo muerto en la espera de que el director del Imjuve les diera el sí, que al final de cuentas los dejó vestidos y alborotados con una negativa de por medio. Pasaron más de 50 días en que el Revolucionario Institucional no tuvo candidato, y eso les va a pesar en las urnas, en tiempos electorales, un día es importante, medio centenar mucho más y ahora sí que todo es culpa de Romero, recordando a Layún.

De Oldenbourg Ochoa poco conozco para opinar si puede llegar a ser competitivo, lo que sí es que entra por lo tardío en clara desventaja contra sus competidores, quienes al menos ya conocen la cancha y las reglas con las que competirán, mientras el reciente abanderado tricolor no deja de ser un improvisado en estos menesteres que inicia con un paquetazo al que muchos le zacatearon. No sé si hayan abaratado la candidatura, pero lejos está de ser aquella posición codiciada por políticos de altura que prácticamente era la antesala para buscar la gubernatura, en esta ocasión fue despreciada por más de uno y no le quedó otra que aceptar al líder empresarial que ahora irá disfrazado de candidato ciudadano, que no es nada de garantía, la prueba está con Meade que no levanta de un tercer lejano lugar. Ingrediente especial aparte será la inesperada participación de Leoncio Morán Sánchez, quien ya se sube, baja, de cuanta postulación le hace Movimiento Ciudadano, si finalmente aterriza en la capital, como todo apunta, el voto se va a polarizar, y quien logre superar la barrera de los 20 mil, tiene cuerpo y medio adentro de la vieja casona de Torres Quintero #85. Al tiempo.

 

YULENNY: LA CAJA DE PANDORA

Después de la tremenda exhibida que le diera Yulenny Cortés León a su cuerpo edilicio la semana pasada, a quien recalcó la falta de compromiso por el municipio, en especial a un regidor priísta faltista a sesiones; bueno, tras la perorata y humillada que se aventó que en honor a la verdad debió quedarle el saco a más de alguno, lo verdaderamente sobresaliente es que -dijo- se encontró con los antecedentes de todos aquellos funcionarios que han salido ricos del Ayuntamiento, que guarda los expedientes celosamente para cuando se ocupe, luego entonces, si tanto ha culpado de todos sus males a la administración anterior, debiera predicar con ejemplo y denunciar, aportando elementos con nombre y apellido, aunque en lo personal no creo que tenga pruebas contundentes, por la saña con que se ha manejado contra quienes considera sus enemigos políticos, ya las hubiera hecho públicas para fregarlos y, de paso, curarse en salud.

 

INDIRA, TRAVESTISMO POLÍTICO

Contrario a su verdadera rentabilidad electoral y belleza, peor que la muñeca fea anda la exalcaldesa de Cuauhtémoc en los partidos que integran la alianza “Juntos Haremos Historia”. Mal se ve Indira mendigando un puesto como si lo necesitara y más si no es su demarcación, como la candidatura a la diputación federal al distrito dos que le obsequió de última hora el PES. Si su meta es sumarle votos a López Obrador, bien lo puede hacer desde cualquier trinchera, así hubiese salvaguardado mejor su imagen y no chotearla por la necedad de salir en las boletas electorales.

 

PARA CERRAR

Parece que quienes dirigen los destinos de Morena en Colima, léase Sergio Jiménez Bojado y Claudia Yáñez, aprendieron en corto tiempo todas las malas prácticas de los partidos que tanto criticaron. Por lo pronto, quienes les estorban, los exilian a como dé lugar, primero quitaron del camino al general Francisco Gallardo y ahora tocó turno a Indira Vizcaíno. Recuerden, señores, aún no han ganado nada y ya se están dando hasta con la cubeta, al paso que va, en la próxima elección tampoco le entregarán buenas cuentas al Peje que, por cierto, nunca ha ganado en Colima.

 

cesarguerrero1@hotmail.com

Comentarios

Notas Relacionadas