Exigen apoyo económico a la capital por caída de ventas

Infoecos/Colima

Comerciantes de las avenidas Camino Real e Insurgentes, afectados por las obras de remodelación de la Glorieta del DIF, acudieron al Ayuntamiento de Colima a solicitar un apoyo económico por las afectaciones que estas obras han generado para su actividad comercial.

Al frente del grupo se presentó Alfonso de la Torre, propietario de una tienda de teléfonos celulares con 14 años en operación, quien indicó que desde diciembre del 2017 comenzaron a resentir una caída en las ventas de hasta el 80 por ciento, ya que por el lugar no circulan vehículos y tampoco disponen de lugares para el estacionamiento de sus posibles clientes.

“Estamos muy molestos con las autoridades municipales porque nos han dejado plantados en dos ocasiones luego de haber convenido citas para hacerles patentes nuestras peticiones y molestia”, resaltó.

Agregó que la mayoría de los comerciantes, de distintos giros como restaurantes, venta de pinturas, muebles, flores, pisos de cerámica, han resultado afectados y algunos que han tenido que cerrar sus puertas porque han dejado de vender o porque no existen las condiciones para su actividad comercial, como el vendedor de tacos, que ante la polvareda que constantemente se “levanta” en la zona no puede ofrecer sus productos.

Detalló que además de la caída en las ventas, también se han generado despidos de personal, pues algunos dependen de las comisiones que obtienen y no sacan ni para comer, otros han perdido su material de trabajo o tienen que hacer nuevas inversiones para reanudar su actividad comercial, como los que elaboran coronas y venden flores naturales.

“Cada vez la situación se pone más difícil, ha sido como una bola de nieve; hay quienes han resentido la caída del 70 y hasta el 80% de sus ventas, otros han cerrado temporalmente sus negocios y unos más han tenido que solicitar créditos para pagar la mercancía que adquirieron en diciembre, que es una temporada de altas ventas no se han logrado recuperar”, declaró Alfonso de la Torre.

Mencionó que aunque hay más comerciantes afectados, aunque hasta el momento se han logrado poner en contacto con 45 de los locatarios, quienes a su vez tienen empleados y de ellos dependen hijos o parientes “calculo que más de 150 personas estamos siendo afectadas por esta situación”, resaltó.

Comentarios

Notas Relacionadas