OPAQ confirma ataque a exespía con neurotoxina

La organización internacional que vigila el empleo de armas químicas confirmó el jueves el resultado de la investigación británica, de que un exespía y su hija fueron envenenados con una neurotoxina, mientras Rusia insistió en rechazar las insinuaciones de que es el autor intelectual del ataque.

Investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) “confirman las conclusiones del Reino Unido con respecto a la identidad de la sustancia tóxica usada en Salisbury”.

Añadió que los detalles sobre la toxina “de alta pureza” empleada constan en su informe completo, que es confidencial.

Gran Bretaña culpa a Rusia del ataque contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, que fueron hallados inconscientes en el banco de un parque de la ciudad inglesa de Salisbury el 4 de marzo. Rusia rechaza la acusación y dice que Gran Bretaña no ha proporcionado pruebas que la sustenten.

El secretario del Exterior británico Boris Johnson dijo que los resultados del informe confirman la tesis británica.

“Esto se basa en análisis realizados por cuatro prestigiosos laboratorios independientes alrededor del mundo”, dijo Johnson. “No puede caber duda sobre lo que se usó y no queda otra alternativa para explicar quién fue responsable: solo Rusia tiene los medios, el motivo y la trayectoria”.

El miércoles, Yulia Skripal rechazó la ayuda de la embajada rusa mientras se recupera en un lugar no revelado. Yulia, de 33 años, recibió días atrás el alta del hospital donde aún se recupera su padre.

Comentarios

Notas Relacionadas