Con MAM, sobreprecio en medicina superó el 100 %

Infoecos/Colima

Durante los últimos años del gobierno de Mario Anguiano se compraron medicamentos con sobreprecios superiores al cien por ciento de su precio en el mercado y se generó un adeudo con proveedores superior a los 43 millones de pesos, lo que debilitó el servicio médico de la Dirección de Pensiones en el Estado.

Esto de acuerdo a la información que presentaron los secretarios de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega García; y de Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners Tovar, y el director de Pensiones del Estado, Edgard Chávez, quienes sostuvieron una comparecencia con legisladores locales para aclarar el desabasto de medicinas de la farmacia de Pensiones del estado.

De acuerdo a la información presentada por los funcionarios estatales al Congreso del Estado, se optimizó el gasto de medicamentos a través de la instauración del Comité de Adquisiciones para brindar mayor control y transparencia al proceso de compra de medicamentos.

En la tabla de precios que se mostró a los legisladores locales, se observó que un paquete de aspirinas se compraba a 60.96 pesos, mientras que ahora se compran a 23 pesos. Así también el medicamento Prolia, que se compraba a un precio de siete mil 500 y ahora se consigue a tres mil 655 pesos.

De igual forma, un antibiótico (Bactrim) lo compraban anteriormente a 231 pesos, cuando se compra ahora a 50 pesos; el Mesulid se adquiría a un precio de 244 pesos, cuando ahora se compra a 41 pesos; el Rivotril se compraba a 465 pesos cuando su precio actual es de 140 pesos.

La gran mayoría de los medicamentos expuestos durante la comparecencia registraban un sobreprecio superior al cien por ciento del valor actual del producto, situación que llamó la atención de los legisladores y que calificaron como una gran irregularidad.

En su intervención, el secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega, explicó que en dos años se redujo de manera importante el adeudo con proveedores médicos, al pasar de 43 millones de pesos en el 2016 a 18.39 millones de pesos en este 2018, lo cual –dijo- se logró gracias a una mejor administración de los recursos y a que se han liquidado los adeudos generados durante otras administraciones.

El secretario de Planeación y Finanzas manifestó que es una prioridad del Gobierno los servicios de salud para los maestros de la Sección 39 del SNTE, “es un derecho que estamos atendiendo y el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez entiende perfectamente la importancia de los servicios médicos para el magisterio estatal y los trabajadores de la educación”.

Estableció el compromiso con las y los diputados locales para tener el abasto de medicamentos necesario en la farmacia de Pensiones y reconoció que aunque no está resuelto al cien por ciento el problema, “vamos avanzando con un sistema administrativo más robusto y un expediente médico de cada maestro y sus familiares derechohabientes”.

Por su parte, Kristian Meiners explicó que la licitación pública de medicamentos da certidumbre legal y transparenta los procesos de compra, por lo que se consiguen los mejores precios del mercado y una mayor calidad, además de que los contratos derivados de las licitaciones, permiten reducir los tiempos de surtimiento de la medicina.

A su vez, el director de Pensiones, Edgard Chávez, explicó que actualmente no se puede contar con un stock de medicamentos por el área física reducida de la farmacia, por lo que el medicamento tarda algunos días en ser surtido en algunos casos, aunque aclaró que se presta mucha atención en los medicamentos de alto impacto.

Por su parte, el diputado Nicolás Contreras Cortés afirmó que los sobreprecios, el aumento de los adeudos y que se realizaran las retenciones a trabajadores sin canalizarlas a la Dirección de Pensiones, prueban el desaseo financiero y las irregularidades de la administración de Mario Anguiano.

Finalmente, consideró que si bien hay avances en los números y en el manejo adecuado de los recursos por parte del Gobierno estatal, se debe procurar dar una mejor atención a los pensionados, sobre todo que la farmacia esté bien abastecida. El reclamo fue respaldado por los legisladores Crispín Guerra y Federico Rangel.

Comentarios

Notas Relacionadas