Interés Público

LA ALIANZA MARTHA, LADINO, JLP Y MARIO

Los titulares de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega García, y de Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners Tovar, así como el director de Pensiones del Estado, Edgar Chávez, dieron a conocer en una comparecencia con legisladores locales que durante los últimos años del gobierno de Mario Anguiano se compraron medicamentos con sobreprecios superiores al cien por ciento de su costo en el mercado.

Aunado a esto, la Dirección de Pensiones no recibió en ese tiempo ni un solo pesos de los recursos retenidos a los trabajadores, lo que generó, junto con otras trapacerías, un adeudo de más de 43 millones de pesos, a tal grado que se debilitó el servicio médico de la Dirección de Pensiones en el Estado.

El gobierno de Ignacio Peralta se la ha pasado estos dos primeros años de su administración resarciendo las afectaciones, principalmente financieras, generadas durante el gobierno de Anguiano Moreno, quien tiene demandas penales en la Procuraduría General de Justicia de Estado (PGJE) y la Procuraduría General de la República (PGR) por el desvío millonario de recursos, producto de los malos manejos financieros y el deshonesto ejercicio de los recursos.

Lamentablemente, la impunidad ha prevalecido en todos los casos de desfalcos y malversación de recursos. A pesar de que el OSAFIG propuso una serie de sanciones a funcionarios estatales señalados por desvíos de recursos en la administración anguianista, hasta el momento ninguno ha resarcido el daño al erario público y mucho menos pisado la cárcel por estos delitos.

Extraña que la oposición tan aguerrida del PAN y el PRD, donde Ladino y Martha Zepeda tienen un gran protagonismo mediático, guarde un cómplice silencio ante estas irregularidades que están avaladas por órganos auditores. Sin éxito y en un contexto electoral, se han engolfado en un teatro mediático para tratar de desprestigiar, sin fundamento, al gobierno estatal.

Acusan que el Gobierno del Estado compró un terreno de 63 hectáreas con sobreprecio de 58 millones de pesos, cuando el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), instancia legal por excelencia en la valuación de bienes en el país, determinó que el costo del predio es de 61 millones de pesos. Es decir, pagó 3 millones de pesos menos del costo estimado.

Donde sí hubo compras con sobreprecios fue en los últimos años del gobierno de Mario Anguiano: un paquete de aspirinas se compraba a 60.96 pesos, mientras que ahora se pagan 23 pesos por él. Así también, el medicamento Prolia, que se compraba a un precio de 7 mil 500 y ahora se consigue a 3 mil 655 pesos; Bactrim lo compraban anteriormente a 231 pesos, cuando ahora cuesta 50 pesos; el Mesulid se adquiría a un precio de 244 pesos, cuando ahora se compra a 41 pesos; el Rivotril se compraba a 465 pesos cuando su precio actual es de 140 pesos.

Con hechos, pruebas, evidencias, fundamentos el gobierno de Ignacio Peralta demuestra que está optimizando los gastos y generando importantes ahorros, además, simultáneamente está pagando las deudas heredadas: el adeudo con proveedores médicos pasó de 43 millones de pesos en el 2016 a 18.39 millones de pesos en este 2018.

Estos resultados acreditan que el gobierno de Ignacio Peralta se maneja con un uso escrupuloso de los recursos públicos. ¿Por qué la oposición, configurada en Martha Zepeda y Luis Ladino, no condenan ni exigen castigo a quienes dañaron el erario público en la pasada administración, culpables directos de la precarización financiera del estado?

Ni Martha Zepeda ni Jorge Luis Preciado o Luis Ladino han criticado la administración anguianista en este proceso electoral. Y gran parte de este silencio y complacencia se debe a que Anguiano Moreno es aliado político del grupo del senador Preciado, al cual ahora le hace segunda Martha Zepeda: ¿dónde están los reclamos y manifestaciones por los 510 expedientes de responsabilidades contra servidores públicos en funciones y exfuncionarios de la administración pasada?

También, por eso el PAN trae a Fernando Morán Rodríguez, otrora secretario de Desarrollo Urbano con Mario Anguiano, como candidato a diputado por el distrito XIII, así como a Óscar Zurroza, compadre de Jorge Luis Preciado –suplente de éste en una plurinominal– y anterior secretario de Finanzas y Administración en el anguianato, entre otros más.

Es visible la ruta de las complicidades y amiguismos que hermanan ahora a los panistas, perredistas y al grupo de Mario Anguiano, los cuales tienen como denominador común la enemistad y el rencor político contra el gobierno de Ignacio Peralta. Hay que recordar que el candidato de Anguiano fue Jorge Luis Preciado, a quien apoyó con todo para que ganara en el 2015.

Este favor lo pagó el PAN cuando tuvo el control del Congreso del Estado, pues en los más de ocho meses que el Legislativo era controlado por los azules, en ningún momento se mandó a comparecer o se le hizo juicio político a Mario Anguiano; al contrario, se colocaron en puestos estratégicos a incondicionales del exgobernador Anguiano. La alianza se mantiene entre ellos este 2018, por eso el silencio cómplice de Ladino, Martha y Jorge Luis contra las corrupciones del anguianismo.

 

MORENA, ENTRE LA DESORGANIZACIÓN Y LA INEPTITUD

Ineptitud, incompetencia, desorganizados y falta de responsabilidad son algunos de los calificativos endilgados al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Colima, pues el Consejo General del Instituto Electoral del Estado (IEE) negó el registro de las candidaturas a diputados locales de la coalición Juntos Haremos Historia por no cumplir, en tiempo y forma, con los requisitos establecidos para el registro.

A nivel local, el partido de la esperanza de México, liderado por Andrés Manuel López Obrador, refleja la poca capacidad política y de organización que tiene, ya que no pudieron cumplir con los requisitos legales en las fórmulas de candidatos a diputados locales de mayoría relativa en los 16 distritos, así como las listas para contender en la elección de diputaciones locales por el principio de representación proporcional.

Luego de la reunión que sostuvieron los miembros del IEE, detectaron algunas omisiones en la solicitud de registro y sus anexos presentados. Morena no tiene pretextos, pues la autoridad electoral local les notificó de inmediato las mismas a cada uno de los partidos políticos integrantes de la coalición. Únicamente Morena no cumplió.

Ante eso, Morena adelantó a los consejeros electorales que impugnaría esta decisión ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Por lo mal organizados que están, quién sabe si Morena Colima logre registrar a sus candidatos, pues también para impugnar se requiere organizar la documentación correspondiente, y a los morenistas colimenses no se les da mucho eso de la tramitología.

 

CONTIENDA PRESIDENCIAL, SIN LA IZQUIERDA

A diferencia de otras contiendas electorales por la Presidencia de México, en esta ocasión el electorado no tiene bien definido a un candidato de izquierda. López Obrador, quien en el 2006 y 2012 representó esta ideología política, ahora se ve desnaturalizado al ir en alianza con un partido de ultraderecha, cercano al dogma religioso, como es el Partido Encuentro Social (PES).

Dentro de sus propuestas, más cercanas a la demagogia populista que al socialismo, López Obrador ha excluido temas emblemáticos de la izquierda, como el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción de parejas homoparentales y la descriminalización del aborto; todo eso, dijo, se pondrá en consulta y serán los ciudadanos, a través de diversos mecanismos quienes decidirán. Eso no corresponde a una mentalidad de izquierda y parece que el tabasqueño opta por la salida fácil en temas escabrosos y que atentan contra su moral.

En la cuestión económica, López Obrador se decanta por implementar acciones y programas que fueron aplicados durante el gobierno de López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz, hace ya más de 60 años y que no representan los ideales económicos de la izquierda, sino que se acercan más al modelo económico del priismo en su tiempo de menos apertura democrática.

Por otro lado, durante esta contienda electoral, tenemos a un PRD desdibujado y desnaturalizado, débil y que juega un papel secundario, como satélite político del PAN, un partido diametralmente opuesto en cuanto a ideología y orígenes políticos, los cuales distan mucho entre ellos.

Marichuy era la única opción que se prefiguraba para representar los ideales de la política de izquierda, sin las complicidades de grupos políticos exiliados de otros partidos y que contaminaran su candidatura, como al final pasó con López Obrador, que abrió las puertas a políticos corruptos como Manuel Bartlett, Elba Esther Gordillo, Napoleón Gómez Urrutia, entre otros. Sin embargo, por no obtener las firmas requeridas, Marichuy se quedó sin figurar en la boleta.

En lugar de un candidato de izquierda, tenemos a políticos como El Bronco, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya que están más cercanos a la demagogia, al populismo y al revanchismo que a los ideales políticos de la izquierda, entendida ésta como la política que busca generar los mecanismos para impulsar un desarrollo económico más equitativo.

La gran crítica al neoliberalismo es, precisamente, que no se pudo propiciar la gran reforma social necesaria para impulsar los mecanismos que contribuyeran a generar una mayor distribución de la riqueza. Ahora, más que nunca, sin productos milagros, falta ese componente ideológico de izquierda en la contienda electoral.

Lo lamentable es que cada vez más los partidos se reorientan a un pragmatismo político que va quitando los matices políticos e ideológicos. Eso le pasó al PRD al unirse con el PAN y, también le sucedió a López Obrador, quien ha claudicado a muchos de sus ideales; era impensable considerar que podría unirse con el exdirigente del PAN, Germán Martínez, quien lo acusó de ser un peligro para México.

Así, la política se ha desvirtuado y ha quedado solo la ambición del poder. De ahí la diáspora de políticos de un partido a otro y la lógica pragmática, que no respeta ideologías ni principios políticos, sino que todos van por el hueso.

 

SEGURIDAD FORTALECIDA

Mucha expectativa causó el Operativo Escudo Titán, implementado el pasado 29 de enero, cuando la violencia delincuencial estaba en su punto álgido en la entidad. El miércoles, el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, presentó un balance de las 11 semanas durante las cuales se aplicó este operativo.

Gracias a la coordinación de seguridad entre las diversas instancias policiacas y al empuje de la Policía Federal, con este operativo se ha logrado reducir considerablemente el número de homicidios dolosos en Colima y a nivel nacional, además de que se detuvo a más de mil personas y se decomisaron más de 10 toneladas de droga.

A partir de esas actividades, se resguardaron 4.5 millones de pesos y se logró la disminución de los homicidios relacionados con organizaciones delictivas; todos estos datos mencionados forman parte del balance presentado por el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, sobre el Operativo Escudo Titán.

El operativo se realizó en localidades de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Guerrero, Jalisco, Quintana Roo, Veracruz, Estado de México y Guanajuato, para cumplimentar mandamientos judiciales y órdenes de aprehensión vinculados a delitos de alto impacto.

Hasta el 15 de abril, en Los Cabos, Baja California Sur, se registró una disminución del 94 por ciento de este delito que pasó de 105 homicidios a seis; en La Paz, la reducción fue del 40%. En el municipio de Juárez, Chihuahua, la reducción fue del 38%, de 149 a 92 casos.

En el estado de Guanajuato, el operativo se inició a principios del mes de marzo y hasta el corte del 15 de abril, presentado por el titular de la CNS, cinco semanas, el homicidio disminuyó en Apaseo El Grande, de 26 a 10 (61%) y Celaya de 28 a 16 (42%).

Mientras que en Colima pasaron de 24 a 13 homicidios, 45.8% menos; en Manzanillo de 62 a 47, 24%, y en Tecomán la reducción fue del 13%.

Es conocido que detrás de cada una de estas cifras están las víctimas de estos delitos, hay un hombre o mujer, una familia que sufrió una afectación a su vida, a la de su familia o a su patrimonio. Sin embargo, está la lógica y la intencionalidad del crimen organizado.

Desde el 29 de enero, un total de mil 121 personas han sido detenidas por vínculos con delitos como homicidio doloso, secuestro, extorsión, delitos contra la salud y delitos ambientales. La droga más asegurada desde entonces ha sido la marihuana, con 11 mil 595 kilogramos; también han resguardado un millón 498 mil 296 litros de gasolina, 133 mil 611 litros de diésel, 30 mil 300 litros y 430 kilogramos de gas licuado de petróleo.

Asimismo, han sido localizadas y clausuradas 172 tomas clandestinas de petróleo; mil 71 vehículos asegurados por su relación con la comisión de algún delito; 16 avionetas con matrícula apócrifa y permiso vencido; 82 inmuebles, dos laboratorios clandestinos y 4 millones y medio de pesos.

Es importante que el gobierno fortalezca la parte reactiva de la lucha contra el crimen organizado. Pero también es indispensable que se impulsen más los trabajos preventivos. De ahí la importancia que los candidatos presidenciales aporten más ideas y soluciones a la problemática de seguridad.

Es indispensable desmantelar el andamiaje financiero de los grupos delictivos, pero lo es también generar los marcos legales que permitan legalizar todo el flujo de recursos que dota al crimen organizado de la capacidad bélica para violentar la paz y tranquilidad de los ciudadanos.

Comentarios

Notas Relacionadas