España ofrece recibir al buque Aquarius con 629 migrantes.

Roma

España salió al paso este lunes y se ofreció a recibir un barco de rescate con 629 migrantes que fue rechazado por Italia y Malta. La tensión diplomática dejó varados a los que están a bordo del Aquarius en el Mar Mediterráneo y reveló las duras tácticas de negociación del nuevo gobierno italiano de posturas antiinmigrantes.

Italia y Malta agradecieron de inmediato al gobierno español por el ofrecimiento para recibir al buque en el puerto de Valencia. Sin embargo, no queda claro si es que el trayecto será factible dada la distancia y el tiempo que el barco ha estado en el mar.

El lunes, el Aquarius estaba a más de mil 400 kilómetros (750 millas náuticas) de Valencia e informó que todavía no recibe instrucciones para dirigirse hacia España.

“Eso significa que necesitamos al menos dos días de navegación, lo cual no es posible hoy con 629 personas a bordo”, dijo Antoine Laurent, gerente de operaciones marítimas de la ONG francesa SOS Mediterranee, que gestiona al barco.

La agencia de migraciones de la ONU, la Unión Europea, Alemania, otros gobiernos y grupos humanitarios pidieron a los dos países en el Mediterráneo hacer a un lado sus diferencias políticas y considerar con urgencia la difícil situación de los migrantes rescatados. Los pasajeros incluyen a siete mujeres embarazadas, más de 120 menores y gente que sufre hipotermia.

 

Comentarios

Notas Relacionadas