Ayuntamiento de Coqui se niega a asumir su responsabilidad en accidente vehicular.

Infoecos/Coquimatlán

La maestra Mariela Joselyn García Díaz acudió este miércoles a la Redacción del Ecos de la Costa para solicitar al Gobierno municipal de Coquimatlán que asuma su responsabilidad en el accidente que sufrió el pasado 20 de marzo, donde se vio involucrada una patrulla de la policía adscrita a este municipio.

Al narrar los hechos, indicó que ella conducía su vehículo de regreso de Pueblo Juárez, donde laboraba como maestra de tiempo completo en la primaria “Benito Juárez”, cuando a la altura del kilómetro 5+200 fue impactada por la mencionada patrulla, después de que el conductor José Rodrigo Salazar perdió el control al tomar la curva e invadió el carril contrario.

Cabe mencionar que al igual que ella, el piloto y copiloto de la unidad municipal también resultaron seriamente lesionados. Ella fue internada en la clínica del ISSSTE y posteriormente en la clínica Córdova, siendo operada de una fractura en el tobillo y muñeca, además de tener un esquince cervical.

Acompañada por su papá, el profesor Fidel García, y la abogada Ana Bertha Mendoza, indicaron que a dos meses y medio del accidente, el Ayuntamiento de Coquimatlán no ha respondido por los daños que causó la patrulla, por lo que decidieron hacer pública su denuncia.

De igual forma señalaron que han comenzado a integrar la carpeta de investigación para judicializar dicho caso, pidiendo la reparación total del daño patrimonial y de los gastos médicos.

El profesor Fidel García indicó que en su momento acudieron con el alcalde con licencia Orlando Lino para comentarle la situación, pero al irse de campaña junto con la síndico Teresa Guerrero, se olvidaron del caso.

De igual forma acudió con el presidente municipal interino, Esteban Ávalos Vázquez, pero solo se comprometía a reponer el daño material (vehículo), cosa que no aceptaron, pues hasta el momento los gastos en conjunto ascienden por arriba de los 250 mil pesos.

Finalmente Mariela García Díaz señaló que debido a su incapacidad ha dejado de percibir su compensación como maestra de tiempo completo, iniciando apenas su etapa de rehabilitación que la mantendrá alejada de las aulas por espacio de tres meses más, pidiendo a las autoridades correspondientes que se aplique la ley y el Gobierno de Coquimatlán se responsabilice de los gastos del accidente que le ha cambiado la vida, para poder continuar con sus terapias y poder regresar a su labor como docente.

 

Comentarios

Notas Relacionadas