Chiva Hermano fue visitado por jugadores del Rebaño.

Mantener la esperanza al enfrentar una prueba de vida es una muestra que Rodrigo Maldonado Mota reflejó en su encuentro con el plantel del Rebaño Sagrado, el cual fue posible gracias a la coordinación de la Fundación Jorge Vergara con su homóloga Doctor Sonrisas.

A sus 12 años, este pequeño Chiva Hermano lucha por superar la leucemia y al saber que el equipo de sus amores estaría cerca de su lugar de residencia comenzó a sentir la emoción de cumplir uno de sus más grandes sueños y contar con una dosis de ánimo para seguir adelante.

Rodrigo no sólo pudo tuvo la oportunidad de saludar y tomarse una fotografía de recuerdo con sus ídolos sino también recibió los mensajes de apoyo de los jugadores rojiblancos para continuar su tratamiento sin perder la ilusión de que es posible superar el momento que atraviesa.

 

Comentarios

Notas Relacionadas