Colombia asegura liderato tras vencer a Senegal.

Colombia consiguió su pase a los octavos de final de Rusia 2018, después de obtener un triunfo por la mínima diferencia, sobre una Senegal que se quedó en el camino.

En esta ocasión, el héroe fue Yerry Mina, dando la clasificación a Colombia con un golazo de cabeza en el minuto 75, cuando puso el balón en juego Quintero y remató como una bestia Mina, que saltó más que nadie y que mandó un misil con la cabeza a la portería de N’Diaye.

El primer tiempo fue de Senegal, mejor asentada sobre el terreno de juego y capaz de maniatar al equipo colombiano, que apenas se asomó al área rival. Sorprendió totalmente el conjunto africano al de Pekerman, que encima no pudo contar con James Rodríguez. El 10 fue titular y estuvo sobre el césped hasta el minuto 30, pero fue una sombra del extraordinario jugador que es. Lesionado muscularmente en la pierna derecha, se vio desde el inicio del partido que no estaba para jugar. La primera falta, al borde del área, perfecta para él, se la dejaba a Quintero. Y acostumbrado a monopolizar el juego, esta vez se alejaba de él por miedo a romperse.

James en el 29 se echó al suelo y casi también a llorar. Entró en lugar Muriel y Colombia, que no estaba cómoda sobre el césped, acusó todavía más el mazazo de perder a su estrella. En el tramo final del primer tiempo estuvo a merced de Senegal, que se asomaba al área de Ospina pero que no pegaba.

En la reanudación, mejor colocados, se hicieron con la pelota y con el control del partido. No crearon grandes ocasiones a Senegal, de largo la mejor selección africana en este Mundial, pero al menos se mostraban vivos y rondaban el gol. Quintero fue otra vez el mejor de su Selección. O al menos, el jugador que intentaba encontrar la rendija que filtrara el pase a Falcao, referencia en punta.

Así que el tanto tenía que llegar a balón parado. Y con Yerri Mina de protagonista y sus casi dos metros de altura (1.95). El centro de Quintero desde el lado derecho fue perfecto y el cabezazo de Mina también. El gol le daba un buen colchón a Colombia para estar en los octavos, pero lejos de jugar con más calma, gestionó mal el final del encuentro. Volvió a perder el control y dejó que Senegal le diera un par de buenos sustos. Ospina, perfecto toda la tarde, solventó todo el trabajo sin problemas pero Falcao y Muriel se equivocaron al elegir en dos contragolpes que hubieran llevado sello de gol si los hubiera conducido de James, la gran preocupación de Colombia ahora mismo.

Con este resultado, Colombia aseguró su pase a los octavos de final de Rusia 2018, como líder del Grupo H, y se encuentra a la espera de lo que hagan Bélgica e Inglaterra para ver quién será su rival en la siguiente ronda.

 

Comentarios

Notas Relacionadas