Con el Fuego Nuevo inician ritual de los Juegos de Barranquilla 2018.

Con la ceremonia del encendido del Fuego Nuevo al pie de la Pirámide de la Luna, en la Zona Arqueológica de Teotihuacán, inició la cuenta regresiva para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, programados del 19 de julio al 3 de agosto.

Como cada cuatro años, esta zona emblemática de la cultura centroamericana, arrancó la ceremonia del encendido del Fuego Nuevo, que simboliza la grandeza de las culturas mesoamericanas y desde luego de México como nación creadora de la máxima justa deportiva. Autoridades del Comité Olímpico Mexicano (COM), encabezado por su presidente Carlos Padilla Becerra, así como el Comité Organizador de Barraquilla 2018 y de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (ODECABE), Steve Soute, acudieron a esta gala. Además, del miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), el mexicano Olegario Vázquez Raña; María José Alcalá Izguerra, Jefa de Misión; y Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico de Colombia. “Esta ceremonia simboliza el momento de retos para las naciones de Centroamérica, de una comunidad regional con identidad y con logros en todos los ámbitos”, indicó Carlos Padilla Becerra. Añadió que la flama llegará a Barranquilla, Colombia, donde durante 16 días deportistas de 36 naciones, buscarán el triunfo y desde luego se hermanarán como un mismo país, “en un conglomerado de naciones independientes y con retos diversos en la democracia”. Como tradición antes de comenzar cada justa deportiva regional en América, que marca el camino al ciclo olímpico, se rinde un ritual ante los dioses prehispánicos bajo la encomienda de proteger a los competidores que son como guerreros que luchan por el podio. Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 son la primera estación del recorrido a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por lo que el tener el honor de arrancar el destino en México, representa la oportunidad de dejar huella en el deporte global. Por eso bajo este sentido, el presidente de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (ODECABE), Steve Soute, destacó el simbolismo de este acto, donde se rescata la esencia del deporte de la zona. “Esa flama representa la luz en el deporte. Simboliza la paz entre las naciones y viajará a Barranquilla para vivir una creación de convivencia el 19 de julio cuando llegue a su punto culminante en la ceremonia de inauguración de los Juegos”, afirmó.

Bajo un colorido e indumentaria a la usanza antigua, los sacerdotes brindaron a los dioses el significado de la justa para brindar el máximo de los honores a todos los participantes de la zona de Centroamérica y del Caribe. Por su parte, Olegario Vázquez Raña, miembro del COI, confió en que la justa centroamericana será histórica para Colombia, ya que además de simbolizar los valores del olimpismo, tiene un significado importante en el deporte. También, llamó a que cada uno de los atletas se brinde en los escenarios deportivos en una sana competencia fuera del dopaje con la misión de lograr lo más alto del podio

Inicio del ciclo olímpico que seguirá con los Juegos Panamericanos Lima 2019 y concluirá con los Olímpicos de Tokio 2020.

 

Comentarios

Notas Relacionadas