Rusia, una ruleta rusa llena de emociones.

Como un balde de agua fría cayó para la multitud mexicana que seguimos el partido México-Brasil, que se sumió en el silencio por varios segundos que parecieron interminables cuando nuestra Selección Nacional se vio abatida 2-0, y el equipo Verdeamarela nos mandó a casa. Es la séptima vez consecutiva que México se tiene que despedir en octavos de final de una Copa del Mundo.

Aquí termina mi recorrido por Rusia, al igual que la Selección hay que regresar a México. Es lo único que lamento. Se me acabó el veinte. Una historiadora del arte que disfrutó de las maravillas culturales de este lejano país. La ruleta rusa llena de emociones me cambió el rumbo. Me faltó ir a Siberia, en realidad no me gustaría encontrarme con algunos personajes que durante este Mundial se han ganado su pase gratuito hasta esas tierras.

Pero un día antes, el domingo 1 de julio por la noche me surgió una sonrisa que aún no se me puede borrar. El triunfo de la democracia en México me hizo gritar de emoción. Aún no lo puedo creer.

Fue inminente, en el conteo rápido del INE se posicionó como el favorito, para ostentar la Presidencia, con una ventaja apabullante, pues es indudable que prácticamente medio país votó por él.

Medios de todo el mundo dieron cobertura al triunfo de Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO, en las elecciones presidenciales en México. El triunfo fue tendencia mundial. Sputnik publicó: “Nada por la fuerza, todo por la razón, promete AMLO tras ganar la elección”. El mandatario de Rusia, Vladimir Putin, felicitó a Andrés Manuel López Obrador por su victoria en las elecciones presidenciales de México.

En un comunicado, en la página web del Kremlin destacó que Putin envió a López Obrador un mensaje de felicitaciones por su triunfo en las elecciones celebradas el domingo en México.

En su mensaje, Putin destacó que Rusia “valora altamente las relaciones tradicionalmente amistosas con México y aboga por su desarrollo futuro”, y expresó su esperanza de que López Obrador preste la atención necesaria a la cooperación entre los dos países.

El nieto del militante comunista español José Obrador Revueltas ha anunciado que su llegada al poder será la cuarta revolución en el país, tras la Independencia (1810-1821), las reformas liberales (1857-1861) y la Revolución Mexicana (1910-1924). Pero esta vez, sin tumultos ni derramamientos de sangre.

Alberto Hijar filósofo, historiador y crítico, conocido por su militancia de izquierda comenta: Cuando por todas partes del mundo la democracia electoral y parlamentaria agoniza, en México deslumbra el festín triunfador de Morena en todos los niveles del poder estatal.

Y continúa, con Trump por delante, las felicitaciones al ganador llegan de todas partes. La democracia con apellido burgués está a salvo pero a la par, el clamor popular aparentemente espontáneo, llena jardines y plazas y hace que después de la medianoche los gritos de presidente, presidente reciban a la fatigada familia López Obrador al llegar a su casa en el sur de la Ciudad de México.

Los resultados oficiales con un control que nunca antes se había hecho, revelan la debacle del PRI, el mediano desastre del PAN y el triunfo de Morena superior al 50% de los votos en todos los niveles de gobierno. La democracia está a salvo, concluyó.

A la tercera llegó la vencida. Era una papa caliente. Pese a los negros augurios que señalaban la posibilidad -nunca remota en México- de que se perpetrará un fraude electoral, Andrés Manuel López Obrador -en su país- ganó las elecciones presidenciales con una amplia mayoría.

Retomando el futbol, el brujo mayor vaticinó que México ganaría el mundial, después volvió a tirar sus cartas y le dijeron que el famoso quinto partido no llegaría. Astros, espadas, soles y lunas descifraron también el destino de Juan Carlos Osorio, a quien no le vio continuidad después de Rusia 2018. El futuro se descubrió, las predicciones estaban hechas y solamente faltaba esperar que poco a poco se cumplieran. ¡Puf! Salvado de ir a las Islas Marías.

¿Cuál es el futuro de la Selección después de Rusia 2018? Sin ser bruja ni experta, puedo adivinar que los jugadores actuales estarán en el asilo o próximos a jubilarse.

Puedo sugerir que los directivos piensen en un plan que incluya un cambio generacional de jugadores para los siguientes dos mundiales Qatar y, recordando que en el 2026 México junto con Canadá y Estados Unidos serán sede del Mundial, de no existir una adecuada planeación se perdería otra oportunidad de hacer algo histórico en una justa mundialista, porque en 24 años no se ha aprendido y se sigue cayendo en octavos de final. ¡Vamos México!

Antes de despedirme de esta serie cultural en Rusia. Comentaré algunos datos importantes relacionados con el arte ruso. El arte no esperó a la revolución para revolucionarse. Antes de 1917, ya se pueden ver experimentos en el arte y la cultura que tuvieron una influencia significativa durante todo el siglo XX.

El caso más emblemático es el de Kazimir Malévich, que en 1915 pintó su Cuadrado negro sobre fondo blanco y dio lugar al suprematismo, movimiento vanguardista que vino a marcar el fin de la figuración en la pintura a nivel mundial. Muchas producciones literarias, filosóficas y artísticas se orientaron, si no a la Revolución, al menos a una fuerte crítica al zarismo.

En el caso de la Revolución rusa de 1917, los vencidos fueron la familia imperial, la vieja aristocracia y los cientos de miles de rusos que escaparon del país, presintiendo las purgas estalinianas. Alrededor de 200 mil de estos exiliados se instalaron en Francia donde se les conoce como los “rusos blancos”.

La diáspora rusa en el París de la ‘belle époque’, llenó a la capital francesa de una auténtica metrópoli rusa. Cuando los bolcheviques se hicieron con el poder, la aristocracia y la realeza que logró huir de San Petersburgo no encontraron escondite más familiar a tono con los delirios de Pedro el Grande y los sueños rotos de Nicolás II que París. Era su ciudad soñada. Su idea emulada.

Por eso, en ella, además de aquella cuna de vanguardias, bohemia, moda y vida chic, había lugar para un éxodo adonde fueron a parar príncipes destronados, princesas que tuvieron que ponerse a trabajar sin admitir su acuciante necesidad, nobles metidos a taxistas -era lo único que sabían hacer, conducir-, monjes y adictos a los casinos, generales y traidores. Las mujeres bellas llenaron las pasarelas pues fueron modelos hermosas con los mejores diseñadores franceses.

Alexander Archipenko logró conquistar París a principios del siglo XX con sus esculturas cubistas, técnica en la que ya se había adentrado Picasso. Su obra fue claro ejemplo de vanguardismo por sus aportes estilísticos a lo contemporáneo.

Nació el 30 de mayo de 1887 en Kiev, ciudad ucraniana que en aquel tiempo pertenecía al Imperio Ruso. Allí realizó sus primeros estudios de arte, que luego continuó en Moscú, donde tuvo la oportunidad de mostrar sus trabajos en algunos círculos intelectuales. Sin embargo, al igual que otros creadores de su generación, Archipenko decidió moverse a la capital de Francia en 1909 para continuar su carrera.

Ígor Fiódorovich Stravinski fue un compositor ruso nacionalizado francés y posteriormente estadounidense. Nació en Oranienbaum, actual Lomonósov, Rusia, el 17 de junio de 1882, falleció en Nueva York el 6 de abril de 1971. El 29 de mayo de 1913 se estrenó el ballet La Consagración de la Primavera dando un cambio musical drástico en el futuro siglo XX.

Angelina Beloff nació en San Petersburgo, el 23 de junio de 1879 y falleció en México D.F. el 30 de diciembre de 1969. Se nacionalizó mexicana, con orígenes rusos, desarrolló gran parte de su obra en México. Cuenta con una obra importante en el ámbito de la pintura, el grabado y el teatro guiñol.

En 1898 comenzó por las noches sus estudios artísticos en la Academia del Maestro Braz. Seis años después logró ingresar a la Academia Imperial de las Artes de San Petersburgo y en 1909 decidió mudarse a París para seguir con su formación artística.

El mismo año que se mudó a París, la artista conoció a Diego Rivera durante una visita al lado de la pintora española María Blanchard a la ciudad de Brujas en Bélgica. Dos años después, en 1911, contrajo nupcias con él, siendo éste su único matrimonio. En 1917 nació su hijo, Miguel Ángel Diego, quien falleció de complicaciones pulmonares con tan solo catorce meses de edad.

En 1988 realicé en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo la exposición Angelina Beloff Ilustradora con la curaduría de Olivier Debroise. Se exhibieron pequeños grabados en madera que guardaba dentro de su corazón de manera celosa realizados en París. Le recordaban visualmente sus orígenes rusos, la nieve que en México no volvería a ver y las iglesias ortodoxas con sus famosas cúpulas en forma de bulbo.

A manera de colofón de esta experiencia rusa. No pude votar, la embajada tenía un tiempo límite que se había cerrado con muchos días de anterioridad. Hasta allá llegó la emoción, se notaba en los mexicanos que eran muchos, parecía que estaba en el Zócalo de la Ciudad de México.

“Guardo la esperanza de tener un México más tranquilo, con más paz, con más oportunidades donde la migración sea una opción y no seamos obligados a migrar para tener una vida mejor” así comentaban los mexicanos en el extranjero.

Estamos en las puertas de un gran cambio histórico. Pondré como siempre mi granito de arena por el bien de México. La tarea, desde luego, no se prevé nada fácil, sino más bien titánica.

blancagardunomx@gmail.com

 

Comentarios

Notas Relacionadas