Francia 1 Bélgica 0: Francia llega a su tercera final de copa del mundo

San Petersburgo presenció una final anticipada entre franceses y belgas que se jugaron al tú por tú durante 45 minutos. Como contra Uruguay, los franceses se adelantaron a balón parado al inicio del segundo tiempo y procedieron a cerrar todos los espacios atrás frustrando a la explosiva delantera de Bélgica que casi no pudo inquietar a Hugo Lloris.

Umtiti liberó a Francia

Desde el arranque los belgas se hicieron con la pelota en lo que parecía ser el plan de Didier Deschamps para aprovechar la velocidad de Mbappé y Griezmann al contragolpe  Sin embargo, los belgas se mostraron muy peligrosos con jugadas bien ejecutadas por parte de Hazard en el sector de Benjamin Pavard. Varane y Umtiti se mostraron bien alertas en todas las incursiones belgas y rechazaban el balón consistentemente sin poder transferir el esférico a sus delanteros con comodidad. Hugo Lloris, el capitán francés, volvió a protagonizar una atajada de clase mundial sobre un disparo de Alderweireld que parecía darle el 0-1 a los belgas. Courtois le contestó al arquero francés con su pierna derecha al atajar magistralmente un disparo de Pavard que se presentó solo contra él en el minuto 39.

Los dos combinados se iban al descanso después de una primera parte muy igualada que no dejó ninguna indicación de quién podía llevarse el triunfo. En retrospectiva parece ser que la experiencia de Didier Deschamps, que fue campeón del mundo con Francia en el 98, tuvo mucho que ver con el desarrollo del juego en la segunda parte,

En el minuto 51, sobre un córner cobrado por Griezmann, Umtiti apareció para darle a Francia la ventaja en la primera semifinal del mundial. El zaguero francés saltó frente a Marouane Fellaini para desviar el esférico hacía las redes belgas que temblaron por única vez en el encuentro. Francia se ponía arriba con la seguridad de poder practicar hasta el final del partido su fútbol vertical que ya había dejado a argentinos y uruguayos en el camino de esta copa del mundo. 

Solidez defensiva, ataque explosivo

El resto del partido fue una demostración defensiva por parte de los franceses que no permitieron ninguna jugada de peligro más que un disparo de Axel Witsel en el minuto 81. Hazard y De Bruyne intentaron de todo pero simplemente nunca pudieron perforar el muro azul que cada vez parecía más grande e invencible.

Por su parte los franceses aprovecharon los espacios para generar peligro sobre el arco de Courtois pero no pudieron generar el segundo tanto. Una jugada de antología de Kilian Mbappe en el minuto 56 dejó solo a Olivier Giroud que controló antes de disparar por lo que el defensa belga pudo llegar in extremis a desviar el remate del delantero del Chelsea. Griezmann y Tolisso volvieron a estar cerca del segundo gol en el 93 y el 96 pero Courtois sacó grandes paradas para evitar que los franceses celebraran antes del pitazo final del árbitro.

Finalmente, después de seis minutos de tiempo añadido, llegó el momento de festejar para los galos, que de esta manera se meten en su tercera final de copa del mundo en los últimos 20 años. Una estadística  totalmente fuera de este planeta.

 

Tom Houdebine

Comentarios

Notas Relacionadas