Rinden homenaje luctuoso a Jaime Vázquez Montes.

Infoecos/Tecomán

Arquitectos, empresarios y políticos recordaron a quien fuera impulsor y referente en el ámbito de la construcción popular en Colima, al tecomense Jaime Vázquez Montes, asesinado el 6 de julio del 2016.

El homenaje luctuoso fue organizado por la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de Tecomán, por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Delegación Colima; por el Consejo Estatal de Expresidentes de Cámaras Empresariales; Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), así como por las familias Vázquez Montes y Vázquez Benavides, además de amigos y colaboradores.

Ramón Montaño Vázquez fue el encargado de leer una reseña de la vida de Jaime Vázquez, a quien dibujó como un gran amigo y cuya muerte, dijo, “dio muestra de nuestra total indefensión ante eventos que quiebran nuestras emociones. La muerte de Jaime nos enseña una realidad que tenemos que aprender a vivir, en donde se atenta contra la vida de personas buenas”.

Se recordó que en 1989 fue fundador y presidente del Colegio de Ingenieros y Arquitectos de Tecomán, en el 2000 fue vicepresidente de la CMIC, en 2002 presidente de la misma cámara, y en 2012 presidente Canadevi. “Jamás traicionó una causa ni a un amigo”.

Eduardo Gutiérrez Sánchez, actual presidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de Tecomán, lo recordó como amigo pero también como el impulsor de la construcción del edificio sede de la asociación y como férreo creyente que en los festejos de los trabajadores de la construcción, “él promovió la peregrinación de las cruces y el reconocimiento a la cruz más original año tras año, trabajó en la formación del proyecto para la remodelación del Centro Histórico de Tecomán y dedicó tiempo en la recaudación de fondos para la construcción del edificio de la asociación”.

En el acto, el hijo de Jaime Vázquez, Jaime Vázquez Benavides, hizo énfasis en las enseñanzas que recibió. “Él decía ‘Jaimito, la familia es primero’, decía ‘teniendo manos, pies y salud, no necesitamos más para estar agradecidos con el señor”.

Destacó el trabajo que dedicó a impulsar el Día de la Cruz y luego de agradecer que se le esté recordando, concluyó: “espero con la ayuda de ustedes, convertirme en el ser humano que mi padre hubiera querido, alegrémonos porque mientras mi papá siga apareciendo en sus historias y anécdotas, siempre seguirá vivo en sus corazones”.

 

Comentarios

Notas Relacionadas