Nahuel Guzmán, sin espina clavada por no jugar en el Mundial.

Nahuel Guzmán regresó a Tigres tras su participación en el Mundial de Rusia y aunque no tuvo minutos con la Selección de Argentina, asegura no se quedó con una espina clavada por tal situación y está satisfecho por aportar desde afuera de la cancha.

“No me queda ninguna espina clavada. A cualquiera le gustaría participar o ayudar desde adentro, pero hemos tenido la oportunidad de ayudar desde donde nos tocó, entonces desde mi espacio, sentí que aporte lo que quería, que competí y entender que a veces toca o no, mucho más en el puesto de arquero. Uno se da cuenta si tiene la posibilidad o no”, dijo Nahuel en La Cueva de Zuazua.

El Patón valora la experiencia de vivir una Copa del Mundo como jugador, independientemente del resultado que obtuvo La Albiceleste, la cual fue eliminada en octavos de final por Francia.

“Muy gratificante, mucho más allá de cualquier resultado uno siempre espera los mejores resultados y poder sumar minutos, pero es una experiencia muy linda, me había tocado participar en Copa América y recorrer todo el camino hasta las finales, en este caso tocó regresarnos antes y darle mucho valor”, comentó.

Sobre la broma de Ricardo Ferretti este lunes, quien dijo entre risas que los mundialistas ya tuvieron descanso con sus selecciones, Guzmán mencionó que “hemos bromeado también nosotros, hay que saber divertirse con este tipo de cosas, hay gente muy creativa y aceptar eso”.

 

Comentarios

Notas Relacionadas